Alfabetización, tarea pendiente

39

Este año, el organismo atendió a un millón 100 mil educandos.

 
RICARDO HERNÁNDEZ
CANCÚN, Q. ROO.- Hace tres años dio inicio la Campaña Nacional de Alfabetización y Abatimiento del Rezago Educativo; en Quintana Roo, la meta era reducir el analfabetismo del 3.8 al 1.8 por ciento de 2015 a 2018, pero se acerca el fin del periodo y sólo se ha logrado disminuir 0.6 puntos porcentuales.
 
Este fin de semana se llevó a cabo la ceremonia de clausura de la Reunión Nacional de Seguimiento Operativo sobre los Procesos de Acreditación y Sistemas, organizado por el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos Mayores (INEA) y realizado en Morelia, Michoacán, donde se informó sobre el avance en materia de alfabetización.
 
Actualmente, informó Gerardo Molina Álvarez, director general del INEA, México tiene un 4.12 por ciento de analfabetas; la meta, dijo, es que en noviembre de 2018 se baje a 4 por ciento.
 
“En este momento el índice de analfabetismo ya se encuentra en 4.12 por ciento y las estimaciones son favorables. Por eso esta es una reunión muy importante, pues llega en un momento crucial, en donde lo que queremos, es cerrar con el cumplimiento de metas y sobre todo, con un ejercicio transparente y claro”, aseguró Molina en el evento.
 
Aunque Quintana Roo está por debajo de la media nacional, con un 3.2 por ciento, de acuerdo con cifras contenidas en el documento Información  Económica y Estatal Quintana Roo 2018, elaborado por la Secretaría de Economía, la meta era que este año el porcentaje de personas que no saben leer ni escribir en el estado se encontrara por debajo del 2 por ciento.
 
“La meta es reducir al año 2015 el índice de analfabetismo actual del 3.8% al 3.1% para, al final de la campaña en el 2018, alfabetizar a 17,510 personas y lograr un índice de sólo el 1.9%, además de reducir el analfabetismo funcional entre 26,000 personas que lograrán concluir su educación primaria”, se lee en los objetivos del Instituto Estatal para la Educación de Jóvenes y Adultos de Quintana Roo, dependiente del INEA.
 
A dos meses de que concluya el mandato del presidente Enrique Pela Nieto, el INEA, institución educativa que atiende a personas mayores de 15 años que por alguna situación no tuvieron la oportunidad de aprender a leer o a escribir, aún tiene pendientes, más todavía en Quintana Roo, pues para llegar a la meta hace falta erradicar el analfabetismo en el 1.4 por ciento de la población.
 
Este año, el organismo atendió a un millón 100 mil educandos; cifra histórica, según números ofrecidos por Molina en la ceremonia a la que también acudió María Candelaria Raygoza Alcocer, titular del Instituto Estatal para la Educación de Jóvenes y Adultos en Quintana Roo.