Auditan a Cojudeq; sin justificar 3 mdp

43

La auditoría verificó la correcta aplicación de los 11.3 millones de pesos.

 
RICARDO HERNÁNDEZ
CANCÚN, Q. ROO.- Para un evento competitivo de tres días, la Comisión para la Juventud y el Deporte de Quintana Roo (Cojudeq) gastó irregularmente tres millones de pesos, concluyó la Secretaría de la Contraloría del Estado (Secoes).
 
Los resultados de la auditoría específica realizada al evento internacional Cancún Grand Prix de Judo, celebrado del 16 al 18 de junio de 2017, indican que la dependencia no presentó documentación comprobatoria en el gasto de 1.7 millones de pesos ni justificó otros 1.3 millones de pesos.
 
“Falta de documentación soporte del gasto erogado a cargo del proveedor M&S International, S de R.L. de C.V. por un importe de $1,’762,769.26 toda vez que no se proporcionaron Pólizas, Facturas, Transferencias Bancarias y demás documentación relacionada con la comprobación del gasto”, se lee en el documento firmado por Dorotea Núñez, titular del Órgano Interno de Control de la Comisión.
 
Además, el procedimiento de contratación de la empresa en mención fue por adjudicación directa y no por licitación pública, pese a que rebasaba los montos y máximos establecidos en el anexo 9 del Presupuesto de Egresos de la Federación.
 
La auditoría verificó la correcta aplicación de los 11.3 millones de pesos, provenientes de los recursos federales, que garantizarían el adecuado desarrollo de dicho evento deportivo.
 
El recurso se obtuvo a través de un convenio celebrado entre la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) y la Comisión para la Juventud y el Deporte de Quintana Roo el 13 de junio de 2017.
 
Otra de las irregularidades reportadas fue la detección del pago injustificado de 1.3 millones de pesos, por el que supuestamente se contrató a Radio Televisión de Veracruz para el servicio de difusión del evento deportivo por radio y televisión.
 
Sin embargo, la Cojudeq no presentó ante las instancias correspondientes las evidencias físicas del servicio prestado, por lo que no hay certeza de que el proveedor haya cumplido con las obligaciones contraídas.