Falta estudio al Tren Maya

58

Víctor Fuentes
Para recibir recursos presupuestales en 2019, el Tren Maya, obra prioritaria del futuro Gobierno federal, tendría que ser registrado en la Cartera de Proyectos de Inversión de la Secretaría de Hacienda (SHCP), lo que a su vez requiere un análisis de costo-beneficio, avalado por el dictamen de un experto independiente.
 
El proyecto, hasta ahora, no aparece en la cartera vigente de Hacienda, aunque el Presidente electo Andrés Manuel López Obrador anunció que la obra se licitará en diciembre, que ya se preparan las bases de los concursos y que habrá 16 mil millones de pesos para arrancar.
 
El único proyecto parecido a este registrado por la SHCP, fue presentado en abril de 2017 por la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF), que pidió 30.8 millones de pesos para estudios previos a la inversión de lo que hubiera sido el Tren Transísmico.
 
La idea era rehabilitar las líneas existentes Chiapas y Mayab, y conectarlas con una línea que pasaría por Veracruz para llegar a Salina Cruz, Oaxaca, un trazo muy distinto al del Tren Maya.
 
La ARTF requería estudios de movilidad, demanda, topográficos, financieros, de mecánica de suelos, legales y de mercado, antes de decidir si se haría la obra.
 
La Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria ordena que tratándose de proyectos de inversión, las dependencias tienen que detallar el proyecto. “Presentar a SHCP la evaluación costo y beneficio de los programas y proyectos de inversión que tengan a su cargo, en donde se muestre que dichos programas y proyectos son susceptibles de generar, en cada caso, un beneficio social neto bajo supuestos razonables.
 
“La SHCP, en los términos que establezca el Reglamento, podrá solicitar a las dependencias y entidades que dicha evaluación esté dictaminada por un experto independiente”.
 
En su artículo 34, la ley aclara que “sólo los programas y proyectos de inversión registrados en la Cartera se podrán incluir en el proyecto de Presupuesto de Egresos.
 
La Secretaría podrá negar o cancelar el registro si un programa o proyecto de inversión no cumple con las disposiciones aplicables”.
 
Otro punto relevante de esta ley es que, una vez registrados en cartera, los proyectos serán analizados por la Comisión Intersecretarial de Gasto Financiamiento, que decide la prelación para ser incluidos en el Presupuesto de Egresos, y el orden de ejecución para maximizar el beneficio social.
 
Más allá de los trámites que la ley impone a esos proyectos, los recursos para el Tren Maya en el Presupuesto de 2019 serán facilitados por la mayoría de Morena en la Cámara de Diputados.