Probablemente Putin ordenó matar.- Trump

116

Trump ha negado las acusaciones y ha seguido recalcando, a pesar de las críticas de su partido y del demócrata, la importancia de las buenas relaciones entre los dos países.

 
REFORMA / STAFF WASHINGTON.-
Ni los asesinatos podrían acabar con la relación entre Donald Trump y Vladimir Putin. El Presidente estadounidense dijo ayer en una entrevista con el programa “60 Minutos” de la cadena CBS que su homólogo ruso, “probablemente” ordenó asesinatos y envenenamientos, pero aseguró que confía en él.
 
“Probablemente, sí”, respondió a la periodista Lesley Stahl. “Pero confío en ellos, no es en nuestro país”, añadió. La relación entre los dirigentes fue motivo de polémica por la investigación de la trama rusa, a cargo del Fiscal General Robert Mueller, sobre el vínculo del Kremlin en las elecciones presidenciales de 2016 para favorecer al candidato republicano.
 
Sin embargo, Trump ha negado las acusaciones y ha seguido recalcando, a pesar de las críticas de su partido y del demócrata, la importancia de las buenas relaciones entre los dos países. Por otra parte, el Presidente añadió en la misma entrevista que el Secretario de Defensa, Jim Mattis, podría abandonar su puesto.
 
“Puede que sí (se vaya). Creo que es una especie de demócrata, si quieres que te diga la verdad. Pero el general Mattis es un buen chico. Nos llevamos muy bien, pero puede que se vaya. Quiero decir, en algún momento, todo el mundo se va.
 
Todo el mundo. La gente se va. Eso es Washington”, argumentó. Medios locales, como The New York Times, han señalado en varios reportes el descontento de Trump con el Secretario y la posibilidad de que sea sustituido por alguien menos crítico con sus políticas y similar al Secretario de Estado, Mike Pompeo, quien avala cada propuesta del Mandatario.
 
Según el rotativo neoyorquino, el general podría abandonar el Gabinete después de las elecciones legislativas de noviembre. De confirmarse la salida, ésta sería una de las muchas que ha vivido el Presidente desde que tomó posesión. El último movimiento lo protagonizó la embajadora ante la ONU, Nikki Haley, quien anunció que abandonará el cargo a final de año.