Mueve a Encalada dinero, no justicia

57

Anteriormente Lydia Cacho enfrentó una demanda por el reclamo de la mitad de las regalías por la venta del libro.

 
AGUSTÍN AMBRIZ
CANCÚN, Q. ROO.- Si Edith Encalada Cetina realmente buscará justicia debería esperar el fallo del Primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito, que resolverá en última instancia sobre la presunta responsabilidad del empresario Jean Succar Kuri en los delitos de pornografía infantil y corrupción de menores, consideró su hijo Jerry Succar Pita.
 
“Pero lo que Edith busca es seguir vendiendo su imagen de víctima como ha quedado demostrado en la grabación que decidí hacer pública, tras las constantes presiones y falsas declaraciones contra mi familia por no acceder a darle el dinero que exige para decir lo que verdaderamente ocurrió en este caso”, acusó.
 
El segundo hijo de Succar Kuri refirió que después de quince años de un juicio que todavía no ha concluido con una sentencia definitiva contra su padre, y por indicaciòn de sus abogados aceptó tener el encuentro para fingir una alianza con Edith, grabarla y exhibir su voracidad económica.
 
“Emocionalmente me costó mucho trabajo estar frente a la mujer que destrozó la vida de mi familia, tenía asco y vomitaba por dentro, pero por consejo del equipo de abogados accedí a simular para que se confiara y soltara la lengua haciendo revelaciones de cómo se fabricaron los delitos a mi padre”, dijo.
 
“Jurídicamente sé que esta grabación no puede aportarse como prueba en el expediente; pero era necesario ponerle ya un alto a esta mujer que no ha dejado de salir en los medios para seguir diciendo mentiras sobre mi familia con la única intención de presionarnos para que le demos dinero”, agregó.
 
La semana pasada Edith Encalada solicitó a un grupo de diputados federal de Morena su apoyo para impedir el traslado de Succar Kuri al penal de Cancún, bajo el argumento de que temo por su seguridad y la del resto de las “víctimas”; en respuesta los legisladores se comprometieron a plantear un punto de acuerdo en tal sentido.
 
“Ahora resulta que teme por su seguridad, pero antes de que mi papá fuera trasladado al penal del Altiplano ella lo visitaba frecuentemente en la cárcel de Cancún y hasta le llevaba de comer, como lo reconoció el audio; está claro que es otra de sus presiones para que le demos el dinero que está pidiendo”, señaló.
 
En la conversación que sostuvo con Jerry, la cual Luces del Siglo hizo pública, Edith Encalada propone hacer una alianza contra la periodista Lydia Cacho a fin de evitar que prospere la pretensión de hacer una película sobre su libro “Los Demonios del Edén” y siga “lucrando” con la historia de las víctimas.
 
–Sí, imagínate cuántos millones le van a dar por la película, o sea, ¿como por qué?, entonces estoy yo tratando de hacer todo lo posible– le dice Edith a Jerry en el audio.
 
Anteriormente Lydia Cacho enfrentó una demanda por el reclamo de la mitad de las regalías por la venta del libro, pero la justicia federal no le dio la razón a Edith Encalada, quien en esta ocasión ya organizó a las otras víctimas para presionar en bloque a los cineastas Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro.
 
En otro de sus diálogos, la presunta víctima principal de Succar Kuri reconoce que el empresario Kamel Nacif le pagó abogados para meter a Lydia Cacho a la cárcel y producto de esa estrategia legal aseguró que le quedaron a deber cuatro millones de pesos.
 
“Está claro que cada paso que da en su calidad de víctima persigue un objetivo monetario, pero con nosotros ya se le acabó; mi familia no seguirá alimentando su voracidad de extorsionadora profesional”, puntualizó Succar Pita.