Se plantea Arabia admitir asesinato

85

Afirmarían que Jamal Khashoggi murió durante interrogatorio.

 
Staff Reforma
ANKARA.- Arabia Saudí podría estar a punto de esclarecer la misteriosa desaparición de Jamal Khashoggi. El reino está preparado para reconocer que el periodista, crítico con el Gobierno saudí y quien está en paradero desconocido desde el pasado 2 de octubre, murió en el consulado del país en Estambul, según informaron ayer varios medios estadounidenses.
 
“Los saudíes están preparando un informe que reconoce que la muerte de Jamal Khashoggi fue el resultado de un interrogatorio que salió mal”, aseguraron dos fuentes anónimas citadas por la cadena CNN.
 
Además, las autoridades señalarán, supuestamente, que la operación se llevó a cabo sin autorización y transparencia y que aquellos que estuvieron involucrados serán acusados.
 
Por su parte, The New York Times indicó que la versión que pretende difundir Riad consiste en que el Príncipe Heredero saudí, Mohamed bin Salman, aprobó el interrogatorio de Khashoggi o incluso su aprehensión y traslado a Arabia Saudí, pero un funcionario de inteligencia, descrito como “trágicamente incompetente”, frustró ese plan.
 
De acuerdo con el periódico, esta declaración de culpabilidad abriría una ventana para exculpar a los líderes de la monarquía y, sobre todo, a Bin Salman. Khashoggi fue visto por última vez después de entrar en el edificio diplomático y, a pesar de que fuentes turcas culparon al Gobierno saudí de asesinarlo, el reino ha negado las acusaciones.
 
Por otro lado, Donald Trump intensificó ayer la presión sobre el reino y afirmó que enviará al Secretario de Estado, Mike Pompeo, después de una conversación telefónica con el Rey Salman bin Abdulaziz Al Saud.
 
“Acabo de hablar con el rey de Arabia Saudí, quien niega cualquier conocimiento de lo que haya podido pasar a ‘nuestro ciudadano árabe saudí’.
 
Dijo que están trabajando estrechamente con Turquía para hallar una respuesta. ¡Enviaré de inmediato a nuestro Secretario de Estado para que se reúna con el rey!”, informó el Presidente a través de su cuenta de Twitter. “Quizá podrían haber sido asesinos por cuenta propia, quién sabe”, añadió en una rueda de prensa.
 
Trump se mostró muy cauto la semana pasada sobre la desaparición de Khashoggi y se limitó a anunciar que Estados Unidos participaría en las investigaciones pero rechazó sancionar a Arabia Saudí, tal y como pidieron varias figuras dentro del Congreso, porque eso restringiría la venta de armas con Riad.
 
Sin embargo, en una entrevista el fin de semana, amenazó por primera vez con imponer un castigo severo al país árabe si es responsable de la muerte del periodista. El reino amenazó con represalias contra cualquier país que les sancione o castigue por el “caso Khashoggi”.