Acusan terrorismo fiscal vs ambulantes

45

De acuerdo con Alejandro Che, líder de la CTC, la recaudadora de rentas de Felipe Carrillo Puerto hostiga a los ambulantes para que paguen impuesto.

 
EUGENIO PACHECO
 
CHETUMAL, Q. ROO.- Las autoridades de Felipe Carrillo Puerto aplican tácticas de terrorismo fiscal en contra de los cientos de vendedores ambulantes que hay en las calles de Felipe Carrillo Puerto, denunció Alejandro Che Puc, dirigente de la Confederación de Trabajadores y Campesinos (CTC).
Aseguró que en los últimos tres días los venteros ambulantes comenzaron a recibir citatorios de parte de la Secretaría de Planeación y Finanzas (Sefiplan) para que se den de alta en Hacienda y paguen impuestos estatales, además de las cuotas que les cobra la Tesorería municipal del Ayuntamiento carrilloportense.
Dijo que estas personas, quienes provienen de comunidades rurales y se apostan principalmente en las aceras del centro de Carrillo Puerto y alrededores del mercado municipal, apenas y obtienen ganancias para sobrevivir, difícilmente hablan o entienden el español y no saben de pagar impuestos.
Che Puc señaló que la recaudadora de Rentas en Felipe Carrillo Puerto busca obligar a estos pequeños productores y comerciantes a darse de alta en el padrón fiscal como grandes comerciantes, pese a que su giro comercial no está contemplado para el pago de impuestos a la Sefiplan.
Los recaudadores municipales, que cuentan con un padrón de venteros ambulantes y de puestos fijos y semifijos, empezaron a hostigar a los productores mayas para que se “regularicen” con Hacienda, según los citatorios firmados por Pedro Salas, titular de la Recaudadora de Rentas.
De acuerdo con el líder de la CTC, hacen que los vendedores los reciban a la fuerza, bajo la amenaza de que si no los aceptan serán multados y retirados por la policía municipal de la vía pública.
Sin embargo, hasta el momento sólo dos de las más de 200 personas que venden en la vía pública se han dado de alta en Hacienda, un vendedor de jugos y una mujer que ofrece antojitos en un pequeño local.
Ambos son personas de escasos recursos, quienes deberán incrementar sus ventas para obtener dinero para reinvertir, pagar los impuestos y mantener funcionando sus negocios.
Che Puc mencionó que “los vendedores locales que pertenecen a nuestro sindicato, no son grandes empresas por el monto de lo que pudieran vender, no les corresponde expedir facturas o algo por el estilo, prácticamente este gobierno está volviendo a hacer lo mismo como hace dos años, cuando inició la anterior Administración municipal”.