Llaman a muchos;  llegan pocos

61

22 de los 37 que se han convocado no tienen experiencia previa en mundiales.

 
Edgar Contreras
Agencia Reforma
 
CIUDAD DE MÉXICO.-Más de la mitad de los jugadores que arrancaron los dos anteriores procesos mundialistas no llegaron a la Copa del Mundo.
A poco más de cuatro años para el primer Mundial en invierno, el de Qatar, a la selección mexicana se han convocado a 37 futbolistas para los enfrentamientos contra Uruguay, Estados Unidos, Costa Rica y Chile.
El técnico interino Ricardo Ferretti le ve madera mundialista a muchos de ellos. No obstante, sabe que el primer enemigo es la poca paciencia en el Tricolor.
A Brasil 2014 llegaron 10 de los 26 convocados a los primeros cuatro partidos; a Rusia 2018, 16 de los 34. En ambos casos más de la mitad se quedaron en el camino.
“A todos les veo posibilidad, tienen talento, futuro, proyección, pero deben seguir aprendiendo para llegar a lo que decimos, dependen de la gente que los puede ayudar. Si se mantienen y crecen el nivel en sus equipos y lo demuestran en la Selección, no tengo duda que todos pueden llegar al Mundial”, expresó el Tuca durante la estancia del Tri en Querétaro.
La FMF apuesta por elementos que sean elegibles para Qatar 2022 y que puedan llegar en plenitud futbolística a 2026, Copa del Mundo en la que México organizará 10 partidos.
Por ello, el grueso de los 37 seleccionados hasta el momento son novatos.
Los jóvenes tendrán que cambiar el curso de la historia. Si ya parecía poco el que de 26 jugadores sólo 10 llegaran al Mundial de Brasil, la cifra es más radical porque 6 de esos seleccionados ya tenían experiencia mundialista, es decir, sólo 4 de los que arrancaron sin un gran rodaje el proceso pudieron consolidarse.
El camino a Rusia comenzó con partidos contra Honduras, Panamá, Holanda y Bielorrusia. La nómina de México fue de 34 futbolistas, 16 llegaron al Mundial y de esos solamente 3 desconocían lo que era participar en el máximo evento futbolístico.
En esta ocasión, 22 de los 37 seleccionados arrancan este proceso sin currículum mundialista.
Se acabó la era de la llamada generación dorada del futbol mexicano. Habrá que ver si la nueva camada mantiene la constancia de aquí al invierno de 2022.