Parece que Khashoggi está muerto.- Trump

57

Admite que lo más probable es que periodista fuera asesinado.

REFORMA / STAFF
 
WASHINGTON.- Donald Trump insinuó ayer que el peor escenario del “caso Khashoggi” está a punto de cumplirse. El Presidente estadounidense admitió que el periodista saudí Jamal Khashoggi, desaparecido en el consulado de Arabia en Estambul, Turquía, podría estar muerto.
 
“A menos que el milagro de todos los milagros suceda, reconocería que lo está. Ciertamente lo parece”, dijo, sin explicar si tenía más información al respecto.
 
Además, reconoció que el cerco se estrecha cada vez más sobre el Príncipe Heredero saudí, Mohamed bin Salman, quien está en el centro de las investigaciones por estar estrechamente relacionado con algunos de los sospechosos en la desaparición del periodista, crítico con el Gobierno del país árabe, informó El País.
 
Tras días de cautela hacia Riad, volvió a amenazar a Arabia Saudí con represalias en el caso si se demuestra su responsabilidad en el aparente asesinato.
 
“Esto es malo, muy malo y las consecuencias deberían ser graves”, dijo. Sin embargo, añadió que todavía era un poco temprano para sacar conclusiones definitivas, tal y como comentó su Secretario de Estado, Mike Pompeo, aunque no expresó dudas sobre que la verdad saldrá a la luz en algún momento.
 
“Estamos trabajando con la inteligencia de numerosos países”, señaló el Mandatario.
 
La postura de Trump volvió ayer a endurecerse tras ser muy ambivalente en esta crisis –a pesar de la presión del Capitolio para imponer sanciones al país– por las importantes relaciones que mantiene con Arabia Saudí, sobre todo por los negocios armamentísticos entre ambos Gobiernos.
 
“Han sido muy buenos aliados y han comprado grandes cantidades de varios productos e inversiones en este país, lo cual aprecio”, afirmó. Khashoggi accedió el pasado 2 de octubre al consulado saudí en Estambul para realizar un trámite; desde entonces, está en paradero desconocido.
 
La monarquía se ha limitado a alegar que desconoce lo ocurrido al periodista, mientras que fuentes oficia;es turcas aseguran tener pruebas de que habría sido asesinado y descuartizado en una operación en la que participaron 15 enviados de Riad, algunos cercanos al Príncipe.
 
Washington pidió a Ankara que comparta sus pruebas, las cuales se componen de materiales de audio y video que confirmarían la brutal muerte de Khashoggi.
 
Las declaraciones de Trump llegaron pocas horas después de que su Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, anunciara que no asistirá la próxima semana a un foro económico en Arabia Saudí como consecuencia del “caso Khashoggi”.
 
Hasta ahora, el Gobierno estadounidense se había resistido a dar el paso pese a la desbandada de directivos, funcionarios y empresas periodísticas de un evento con el que la monarquía pretendía simbolizar su deseo de apertura económica. Ahora, sin embargo, muchos quieren evitar aparecer cerca del Príncipe Heredero