PREPARADOS PARA EL RODEO

38

Lewis Hamilton puede coronarse en territorio texano.

STAFF AGENCIA REFORMA
 
CIUDAD DE MÉXICO.-La máxima categoría se pone sus botas y sombrero para correr en Texas. Utilizado por primera ocasión para la F1 en 2012, el Circuito de las Américas (COTA, por sus siglas en inglés) se estableció rápidamente como una de las pistas favoritas de los pilotos y de los fanáticos.
 
Sobre todo, se ha convertido en la preferida de Lewis Hamilton, pues en ella se ha coronado en cinco ocasiones (cuatro con Mercedes y una con McLaren). Por lo que puede ser el escenario ideal para que se corone como campeón del Mundial de Pilotos ya que sólo necesita sumar puntos para dejar a Sebastian Vettel sin posibilidades de pelear.
 
Este trazado, el cual tiene tramos elevados como los que presume Spa-Francorchamps, en Bélgica, se inspira en el estilo europeo, siguiendo un diseño con curvas lentas, como las de Hungaroring, y provocando que la configuración del coche represente un desafío interesante para los ingenieros.
 
El autódromo texano, el cual se construyó sobre una superficie de 150 hectáreas, con una inversión de aproximadamente 300 millones de dólares, se inspiró también en el diseño de algunas curvas emblemáticas de otros circuitos como los de Silverstone, Hockenheim y el de Estambul.
 
Además, el COTA es uno de los cinco autódromos en el calendario de la Fórmula Uno que corre contrario a las manecillas del reloj, tal y como sucede en Interlagos, Bakú, Singapur y Abu Dhabi. “Creo que es uno de los mejores circuitos que hay en el calendario.
 
Sobre todo para los espectadores, pues si logran obtener un lugar al final de la curva 1, pues puedes tener una gran vista de toda la pista. Además, esa zona es perfecta para los rebases”, aseguró Daniel Ricciardo, de Red Bull, quien ha obtenido dos veces el tercer lugar en Austin.