Sobrevive General estadounidense a ataque en Afganistán.

55

A pesar de que Scott no sufrió daños, dos ciudadanos estadounidenses y un militar resultaron heridos.

REFORMA / STAFF
 
KANDAHAR.- El General Scott Miller fue testigo de un ataque talibán y consiguió salir completamente ileso.
 
Las autoridades policiales y de la Inteligencia de la provincia afgana de Kandahar murieron ayer en una ofensiva de la insurgencia durante una reunión de seguridad, a la que asistió el comandante de las tropas estadounidenses en el país.
 
“El jefe de la Policía de Kandahar y el General Abdul Momin Hassankhail, jefe de la Dirección Nacional de Seguridad (NDS) provincial, fueron asesinados en un ataque”, informó Haji Agha Lali, vicegobernador provincial.
 
Añadió que la ofensiva talibán se registró dentro de la residencia del Gobernador de Kandahar, Zalmai Wisa, quien fue también asesinado.
 
A pesar de que Scott no sufrió daños, dos ciudadanos estadounidenses y un militar resultaron heridos. El tiroteo fue perpetrado por el guardaespaldas del Gobernador, quien resultó ser un infiltrado talibán.
 
El General Raziq, quien había escapado de cerca de una veintena de ataques, era uno de los funcionarios de seguridad más poderosos de Afganistán y un gran aliado de Estados Unidos.
 
Además, ha sido una de las figuras más relevantes en el sur del país por haber conseguido mantener la seguridad en la zona. Sin embargo, fue acusado de torturar a sus prisioneros, por lo que organizaciones humanitarias pidieron su dimisión en diversas ocasiones.
 
La insurgencia talibán se responsabilizó del ataque, que se produjo en vísperas de las elecciones legislativas, salpicadas por los atentados de los extremistas contra los candidatos al Parlamento.