Someterán a consulta Tren Maya

45

La fecha para realizar esta consulta, aún no ha sido definida.

Sergio Guzman / Luces
 
 
CANCÚN, Q ROO.- Porque es una obligación legal y de respeto a las comunidades, la construcción del futuro Tren Maya será consultada exclusivamente a los integrantes de las comunidades indígenas de las regiones afectadas por su trazo, informó ayer Rogelio Jiménez Pons.
 
El coordinador del Proyecto anunciado por el próximo Gobierno federal, reconoció que además de estar obligados a realizar la consulta, la harán también por conveniencia al estar interesados en conocer los puntos de vista de los residentes en la región.
 
Jiménez Pons dijo que, aunque Andrés Manuel López Obrador no ha informado todavía de esta consulta, se busca involucrar y lograr consensos entre los diferentes grupos sociales afectados.
 
La fecha para realizar esta consulta, aún no ha sido definida, añadió,ya que por el momento están enfocadas en garantizar que la metodología sea la correcta. Recalcó que este ejercicio de opinión pública gubernamental, no será abierto a toda la población como sucede con el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México; en el caso del Tren Maya la consulta se realizará apegándose a la Ley Federal de Consulta Indígena.
 
La consulta, agregó,se realizará en los pueblos que se encuentran en la ruta del Tren Maya;mismo que cruzará por los estados de Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.
 
“Sí vamos a hacer la consulta, hacerla tiene un doble propósito, obviamente cumplir con la ley primero que nada, hacerlo en sus términos, en el lenguaje de las comunidades, y hay que difundir información, ahorita estamos trabajando con Adelfo (Regino Montes) que es el encargado de pueblos indígenas, e incluso nos dio toda la metodología para la consulta, o sea tenemos que hacerlo correctamente” “Pero no es solamente por cumplir con la ley, porque hay algo que es el sentido fundamental del proyecto: hay que incluirlos, que ellos en esencia realmente se vean beneficiados.
 
Legalmente se tiene que hacer una consulta libre e informada, y también nos conviene retroalimentarnos con las comunidades. Nosotros vemos la ventaja de tener aliados, tú tienes aliados cuando la gente se convence, cuando entiende y saca provecho de esto”, subrayó Jiménez Pons.
 
Propuesto para ocupar la dirección del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) en el próximo gobierno federal; el responsable del Proyecto del Tren Maya, explicó los motivos por los cuales él está a cargo de este proyecto. “El hecho de que sea Fonatur el que coordine el proyecto del Tren Maya y no sea la Secretaría de Comunicaciones y Transportes es porque se trata de meter nuevas regiones al desarrollo”.
 
“La parte sustancial es que el Tren Maya no es solamente una vía de comunicación, es un proyecto de desarrollo territorial, es un medio que nos va a permitir abrir nuevas regiones por todo el sur de la Península”, manifestó. El futuro titular de FONATUR dijo que el costo estimado de la construcción es aproximado a los 120 mil millones de pesos, contrastando con los 150 mil millones originalmente estimados, y se estiman cuatro años en su realización. Sobre las críticas vertidas hacia el proyecto del Tren Maya, dijo que pueden ser consideradas como normales y entendibles ante la magnitud de la obra que busca transformar el sureste mexicano.
 
“No hay nada libre de polémicas, hay que atender a los grupos ambientales, a los grupos indígenas, a la sociedad en general. La gente que está en contra tiene todo el derecho de criticar, pero hay que informarla, hay que llegar con ellos, y al final también tendrán derecho de estar en contra si no se convencen”.
 
“Debemos estar completamente abiertos a responder los cuestionamientos sobre el proyecto, y no debemos cometer los errores que se cometieron en el pasado con proyectos de desarrollo turístico, que fueron excluyentes”, comentó.