NIDO DE VÍBORAS

67

El fin de semana centenares de personas desfilaron en sitios como Chetumal y Cozumel.

 
Alberto chuc,/Luces del siglo
 
TODAVÍA NO entra en funciones, pero la siguiente Administración federal ya comienza a dar muestras de que uno de sus principales achaques podría ser la consultitis, la tendencia a querer consultarlo todo antes de actuar.
QUE LOS mexicanos tenemos fama de pedir permiso antes de hacer cualquier cosa suele venderse como una característica de educación y buenas maneras; pero en exceso, hasta los buenos modales cansan y exasperan.
POR ELLO es que Kukulkán ya comienza a ponerse de malas cada vez que los futuros funcionarios de esto o aquello recurren a la cantaleta de “la consulta”, lo mismo para un aeropuerto que para un tren que para revalidar un mandato electoral que para ir al baño.
AGRADECEMOS QUE quieran complacer al respetable, pero si elegimos autoridades para que luego nos estén preguntando a cada rato lo que han de hacer, entonces ¿para qué las elegimos?
***
EL FIN de semana centenares de personas desfilaron en sitios como Chetumal y Cozumel, casi todas ellas ataviadas de tonalidad azul y coreando consignas a favor de la vida y en pro de la familia.
SE TRATA, según sus organizadores, de un movimiento nacional que busca defender el derecho a la existencia tanto de la mujer embarazada como del producto todavía no nacido, pero que podría dejar el mundo incluso antes de entrar en él por causa del aborto.
ESTÁ BIEN, manifestar las creencias y abogar por ellas es algo que debe ser libre para todos, siempre y cuando no se vulnere la libertad de los demás, como suele ocurrir con algunas agrupaciones tipo pro-vida que luego resultan más papistas que el Papa.
SIN EMBARGO, no deja de tener cierta gracia la lucha de colores que se traen con estas marchas, porque si semanas atrás los pro aborto caminaron al grito de la “marea verde”, ahora sus contrincantes responden con la “ola celeste”.
POR ESO, y para facilitar su reconocimiento visual por parte de los sufridos ciudadanos que luego padecen estas marchas, sugerimos se haga un catálogo de colores, tonos y su significado para poder reconocerlas a la distancia.
ASÍ, POR ejemplo, podríamos usar el marrón oscuro para distinguir a los que quieren cerrar la frontera al sargazo, mientras que el marrón claro sería utilizado por los que claman por su aprovechamiento industrial… aunque quizá haya que cavilarlo mejor, ya que algún malpensado podría elucubrar que el marrón es una referencia a Morena patrocinada por sus múltiples detractores azules, verdes o tricolores…
***
BIEN DICEN que cuando el dinero se acaba, el amor sale por la ventana; y si no que se lo pregunten a René Sansores, ex jefe del Comité Municipal del PRI en Benito Juárez, quien anunció que abandona la causa por una supuesta “falta de condiciones de trabajo”, causada a su vez por “falta de presupuesto”.
DICHO EN otras palabras, “como no hay lana mejor me voy”. Aunque no del todo, porque deja el puesto pero no la militancia, no vaya a ser que regrese la bonanza más adelante y el ganón sea otro.
ASÍ SON los matrimonios de ahora, que mientras haya billete todo marcha bien o al menos aparentan que van no tan mal; pero en cuanto escasea el biyuyo, ahí sí mi rey, si tienes tele, pos ai’ te ves.
¿Y LOS principios políticos por los cuales suponemos luchaba el buen Sansores y que por eso se afilió al tricolor? Bueno, como dijo alguna vez Groucho Marx: “Aquí están mis principios, si no le gustan tengo otros”.