Pisada de lujo

186

 
Alberto Bortoni
Agencia Reforma
CIUDAD DE MÉXICO 19-Oct-2018 .-La SUV MKC tiene en el mercado ya algunos años, pero Lincoln le dio una refrescada para este 2019. Ahora tiene la nueva cara corporativa de la marca, más similar al Continental, su auto insignia.
 
La plataforma está basada en la de Ford Escape pero esto no es algo malo y, de hecho, bastante común entre las marcas. El verdadero reto es hacer que la marca premium se sienta mejor que el modelo de donde parte, y Lincoln en muchos sentidos lo logró con la MKC.
 
Lincoln tiene mucho qué presumir con esta camioneta: el tren motriz es una de ellas. Usa un motor de cuatro cilindros turbocargado de 2.3 litros de desplazamiento y con una gran potencia y torque.
 
Realmente pondrá a temblar a prácticamente cualquier otra alternativa en su nivel de precio. Revoluciona con facilidad y, lo más importante, es que tiene un amplio torque.
 
La transmisión es una automática de seis velocidades; buena pero nada extraordinario considerando el número de relaciones que ya son posibles en otras cajas.
 
La tracción va a las cuatro ruedas, con torque vectoring. Este sistema permite enviar potencia a la rueda adecuada no con base en la tracción sino a la trayectoria deseada por el conductor.

Aunque se puede manejar muy rápido, no es completamente necesario para disfrutarla.
 
La calibración de la suspensión le permite curvear rápidamente, pero también aislar a los pasajeros de las imperfecciones del pavimento. Es una suspensión adaptativa, por lo que el secreto está en gran medida en electrónica.
 
Esto va a ser difícil de explicar, pero intentaré transmitir la idea: para quien busca un crossover deportivo, la MKC puede no ser la alternativa más adecuada.
 
No por falta de capacidad, sino porque no transmite esa necesidad de ir rápido que otros modelos sí dan. Pero, para quien busca un crossover de uso diario con la comodidad de un sedán de lujo y que, si se le exige, puede entregar un alto desempeño, la MKC no defraudará.
 

 
Sin embargo, no todo es perfecto. Hay algunos detalles de acabados que podrían haber sido mejor terminados, incluyendo algunos plásticos de la consola central.
 
También se puede notar que el espacio interior fue sacrificado en pro del diseño. Pero, en una consideración completa incluyendo desempeño, equipamiento y precio, la propuesta es muy atractiva.
TABLA
Lincoln MKC Reserve
Motor: 2.3l turbo
Potencia: 285 hp @ 5,500 rpm
Torque: 305 lb-pie @ 2,750 rpm
Tracción: AWD
$ 710,000
Veredicto:
Con una cara más fresca, la MKC ofrece un amplio equipamiento y una mecánica agradable tanto para un manejo conservador como para un manejo entusiasta. No es la más eficiente en el uso del espacio interior, pero se mantiene cómoda en todas las plazas.
Seguridad: 4
Acabados 3
Costo Beneficio 4
Equipamiento: 5
Competidores:
Audi Q5 2.0 Dynamic
Aunque típicamente Audi se ha caracterizado por un diseño deportivo, la Q5 ofrece también un buen compromiso entre desempeño y comodidad. Una opción atractiva aunque un tanto menos equipada que la americana.
$714,900
Acura RDX
Con una apariencia más agresiva y más deportiva, un motor de 2 litros turbo de 261 caballos y 10 velocidades, su desempeño dejará satisfechos entusiastas.
$739,900