Buscan recursos para salud mental

47

La diputada Sonia López Cardiel aseguró que al año solicitan consultas en hospitales y centros de salud alrededor de cuatro mil ciudadanos.

 
EUGENIO PACHECO
 
CHETUMAL, Q. ROO.- Más del cincuenta por ciento del millón y medio de habitantes en Quintana Roo sufren de algún padecimiento mental derivado de violencia familiar, estrés laboral y adicciones a sustancias alcohólicas o enervantes, advirtió la diputada presidenta de la Comisión de Salud del Congreso local, Sonia López Cardiel.
La legisladora adelantó que están buscando un presupuesto de 108 millones de pesos para atender con infraestructura y atención inmediata especializada a los cerca de cuatro mil ciudadanos que anualmente solicitan consultas en los hospitales y centros de salud existentes, y que no cuentan con personal o instalaciones para ese tipo de servicios médicos.
Además, dijo que se está preparando un proyecto que se busca establecer en alguna zona del estado, tentativamente en Playa del Carmen, lo que llaman una “aldea de salud mental” que tendría alcances de internamiento especializado y otros servicios, como el de rehabilitación.
Aclaró que las cifras formales con que cuentan las autoridades estos cuatro mil 500 casos anuales representan un 0.6 por ciento de la población; sin embargo, la cifra negra documentada sólo por organizaciones no gubernamentales o asociaciones civiles muestran que en realidad es más de la mitad de la población la que está afectada por todo lo que sucede.
“Las cifras formales en papel que se documentan, que alguien las atiende es un porcentaje muy bajo a comparación de las cifras reales que vemos y que se contabilizan por organismo particulares se relacionan con los feminicidios, niños abusados, suicidios, de la gente en condiciones precarias en donde vive, ahí se ve realmente la problemática que hay; estamos  hablando del 50 por ciento de la población, me estoy viendo conservadora para no hablar más allá de los que no es, pero 50 por ciento seguramente en el estado tiene algún problema mental.
Dijo que de estos más de 750 mil ciudadanos afectados por problemas diversos, el 40 por ciento se refiere a niños, madres, o hasta abuelos que han sufrido o que sufren violencia intrafamiliar, y es la primera causa de padecimientos mentales.
El segundo lugar con un 35 por ciento se refiere al estrés laboral, cuando no se tiene un buen empleo, sus salarios son precarios, sus horarios extensos y se enfrentan problemas o hasta abusos con los superiores o patrones.
Otro 30 por ciento y está vinculado con las adicciones al alcohol o a sustancias enervantes como la marihuana, la cocaína, el crack entre otros, y que también son una de las importantes causas de problemas de salud mental, entre los quintanarroenses.
La situación, consideró la diputada, se agrava porque no existe la infraestructura hospitalaria, los medicamentos y el personal necesario para hacer frente a las problemáticas, y solo se atienden con un tratamiento básico a través de las unidades de especialidades médicas en centros de atención primaria en adicciones (UNEME-CAPA).
“En esos lugares solo les dan un tratamiento muy básico, pero hablando con el personal y con los directivos de ahí y los recursos son escasos y no alcanzan, no se percibe el trabajo, por eso la idea que les comento es precisamente lograr recursos para un tratamiento integro, tanto para rehabilitación de adicciones, como para los enfermos mentales y para sus familias”, aseguró.
La intención de los diputados, dijo, López Cardiel, es etiquetar un presupuesto de al menos cien millones de pesos dirigidos específicamente a salud mental, para establecer en las principales ciudades la infraestructura necesaria de atención a los pacientes que soliciten atención en salud mental. Los recursos se utilizarán, de acuerdo con la diputada, para establecer en los hospitales públicos, anexos especializados en atención de salud mental.
Otros ocho millones adicionales, servirían para establecer de manera primaria a inicios de 2019, para lo que se denomina atención temprana, y que es básicamente la detección del problema, y en lo posible la prevención de una enfermedad mental, cuando se detectan los primeros síntomas.
“Supimos que de acuerdo a la organización mundial de la salud hay un porcentaje establecido para el tema que es de aproximadamente del 8 por ciento, quiere decir que del presupuesto total de salud mental, el 8 por ciento seria únicamente y exclusivamente para este rubro tanto para los módulos, atención temprana, para lo básico seria simplemente, dependiendo del presupuesto salud si hablamos de 100 millones serían 8 millones, para la atención temprana, para la primera detección”.