Cancelar ‘fracking’ devaluaría reservas

82

Asegura AMLO que en su Sexenio no se utilizará esa técnica.

 
Karla Omaña/Reforma
Cancelar la técnica de fracturamiento hidráulico o ‘fracking’ para producir hidrocarburos, llevaría a que la mitad de las reservas de México perdería valor y se agudizaría la dependencia con EU en importación de gas.
 
Las reservas pasarían de 3P o probadas a 2P, probables, con 50 por ciento de posibilidades de extraerse y ello implica la cancelación de créditos y de los proyectos, que tendrían una dudosa recuperación comercial, aseguró Ramsés Pech, especialista en temas de energía.
 
El Presidente electo Andrés Manuel López Obrador, advirtió que en todo su sexenio no se utilizaría el ‘fracking’, sin embargo la próxima Secretaria de Energía, Rocío Nahle, matizó el dicho y aseguró que se dejaría de utilizar un tiempo, sin precisar cuánto.
 
“Él ha dicho (AMLO) que no se utilizaría el fracking hasta que avance la tecnología. Antes se hacía con sustancias químicas muy agresivas, hoy en día, aparte de que se utilizan 2 millones de galones de agua por pozo las sustancias ya son menos agresivas, sin embargo todavía tiene impacto ambiental.
 
“Hay una técnica de ‘fracking’ seco, con uso de CO2 y con eso se rompe la piedra para sacar el gas (…) en un momento dado nos esperaríamos a que avance la tecnología para hacer extracción sin impacto ambiental”, explicó Nahle.
 
El método de fractura se ha usado por Pemex en cuencas de gas seco como Burgos o de crudo como Tampico-Misantla y Veracruz, todos estos yacimientos convencionales. Aunque Nahle reconoció este hecho, la prioridad será extraer hidrocarburos con la técnica de perforación convencional, en tierra y aguas someras.
 
Según la Secretaría de Energía (Sener), en México se ha usado la técnica de ‘fracking’ en 22 por ciento de los pozos perforados. David Rosales, director general Gas Natural y Petroquímica de la Sener, afirmó que la meta de producción de 2.5 millones de barriles diarios de AMLO sólo puede alcanzarse con ‘fracking’ de recursos no convencionales.
 
Los países que han dejado de usar la técnica han perdido inversiones y competitividad. Consideró que incrementar la producción de petróleo nacional a los niveles planteados por López Obrador de 2.5 millones de barriles al final de su sexenio, sólo podrían alcanzarse con ayuda de los recursos no convencionales, por lo que Pemex requerirá del apoyo de privados.
 
“Hay distintos tipos de fractura de la que conocemos, incluye fractura vertical que en México desde hace décadas ha sido conducida por Pemex; lo importante es que haya una regulación ambiental y en materia de evaluación pertinente”, dijo Rosales.