Cultos y Creencias

70

El programa que estrenará hoy por A&E está basado en testimonios de quienes han logrado escapar de líderes de sectas.

MAURICIO ANGEL
AGENCIA REFORMA

 
CIUDAD DE MÉXICO.- Humillaciones, marcas en la piel con metales calientes, abusos sexuales y aislamiento son parte de las historias de sobrevivientes de cultos que la periodista Elizabeth Vargas contará en la serie Cultos y Creencias Religiosas.
 
El programa que estrenará hoy por A&E está basado en testimonios de quienes han logrado escapar de líderes de sectas y narran recuerdos de lo que padecieron a manos de algunos líderes.
 
“Es una investigación documental hecha para esta serie que aborda lo fascinante de las creencias extremas. Pasamos muchos meses hablando con personas que sobrevivieron, para que nos contaran sus historias, tratando de dejar ir para avanzar con sus vidas.
 
“Interesa saber por qué lo hace la gente, cómo alguien se convierte en un ser poderoso y puede hacer que otras personas se entreguen a un sistema de creencias y abandonen a sus familias, amigos y carreras para estar en estos grupos”, comentó Vargas en entrevista.
 
Durante meses, la presentadora norteamericana, ganadora del Premio Emmy en el año 2000, se dedicó a investigar incluso la parte complicada que fue conocer el sufrimiento de sus entrevistados, en particular de quienes habían padecido desde niños.
 
“Lo más difícil fue escuchar las historias de cada uno de ellos, los abusos físicos, emocionales y sexuales, sus traumas, es duro escuchar a una persona describiendo eso, especialmente cuando eran infringidos de un adulto a un niño, es muy emocional”, expresó la presentadora.
 
Al ser historias recientes, como el caso de Keith Raniere que contaba con el apoyo de figuras como Allison Mack, la periodista cree que será impactante, pues no basta con escapar de un espacio, pues las personas habían sido educadas para no sobrevivir fuera del culto.
 
“Es como una película de Hollywood en la que no puedes creer cómo no se fueron, pero ellos no tenían identificaciones, dinero ni educación porque crecieron en estos cultos”, señaló.