Dio su aval el Edomex a Higa para crédito

96

El recurso que aportó el Saaascaem proviene del erario, por lo cual es deuda pública.

 
Azucena Vásquez/Reforma
El Gobierno del Estado de México avaló con 300 millones de pesos para que a una subsidiaria de Grupo Higa le otorgaran un crédito puente por 273 millones de pesos para la autopista Toluca-Naucalpan.
 
El apoyo se dio a través del Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares del Estado de México (Saascaem).
 
El 17 de enero de 2011, la dependencia y Autopistas de Vanguardia, que pertenece a Grupo Higa, firmaron un convenio de aportación al fideicomiso de la autopista para que con esa “garantía” la empresa recibiera un crédito de 273 millones de pesos de Banorte, según copias de la segunda modificación de la concesión en poder de Grupo REFORMA.
 
El préstamo que solicitó al banco la subsidiaria del grupo, propiedad de Juan Armando Hinojosa, era para pagar liberación de derechos de vía y/o parte de la construcción de la obra.
 
Sin embargo, no lo había obtenido porque la compañía no contaba con determinado porcentaje de derechos de vía liberados, lo cual era una condición para el financiamiento.
 
La empresa informó al Saascaem que no contaba con los derechos de vía de las comunidades San Lorenzo Huitzizilapan, San Francisco Xochicuautla y su Bario de la Concepción.
 
Paulo Díez, abogado y experto en materia de concesiones de infraestructura carretera, aseguró que este convenio obedece a que no había nadie que le prestara un sólo peso a Higa, pues no tenía activos que pudiera dar en garantía.
 
Además, enfatizó, el recurso que aportó el Saaascaem proviene del erario, por lo cual es deuda pública.
 
Destacó que el retraso de la construcción de este proyecto obedeció a la falta de recursos de la subsidiaria de Higa, pero también a que las autoridades no tenían liberado el derecho de vía y eso generó un problema en la obra.