Impide ley que Trump envíe tropas a frontera

58

Necesita Presidente aval de gobernadores para movilizar a Guardia Nacional.

 
 
WASHINGTON.- La ley estadounidense frenaría la ofensiva de Donald Trump contra la caravana migrante. El Presidente amenazó con enviar tropas militares a la frontera con México para evitar el avance de los centroamericanos en su ruta hacia Estados Unidos.
 
“He alertado a la Patrulla Fronteriza y los militares que esto es una Emergencia Nacional”, escribió en su cuenta de Twitter. Sin embargo, esta medida enfrenta impedimentos por la Ley Posse Comitatus de 1878, que prohíbe el despliegue de fuerzas armadas en tareas internas.
 
“Tanto por razones políticas como por razones legales (…) el Pentágono no ve el control de la migración como una misión importante y no pagarán por un despliegue de tropas de militares en activo”, dijo a REFORMA, Adam Isacson, investigador de la Oficina en Washington para América Latina (WOLA).
 
La vigilancia de las fronteras es una tarea de la Patrulla Fronteriza y de la Oficina de Aduanas, el Control Migratorio (CBP, por sus siglas en inglés) del Departamento de Seguridad Interna y, en casos excepcionales, de la Guardia Nacional.
 
Las labores de esta última se basan estrictamente en el apoyo en sobrevuelos, manejo de tecnología y construcción de infraestructura para apoyar a la Patrulla Fronteriza, tal y como afirmó el pasado abril el Secretario de la Defensa, Jim Mattis.
 
Trump autorizó ese mismo mes el despliegue de hasta 4 mil militares de la Guardia Nacional en la frontera con México –que actualmente se redujeron a 2 mil 200–, aunque el objetivo de éstos estaba centrado en ayudar en tareas logísticas y técnicas, y no en el arresto directo de indocumentados que entran al país.
 
Para poder destinar más efectivos a la frontera, tal y como prometió el Mandatario, el plan debería ser acordado con los gobernadores de todos los estados del país, según la legislación vigente. Sin embargo, el vocero del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Jamie Davis, señaló que no se han enviado más militares.
 
“Al Departamento no le ha sido ordenado el proveer más apoyo”, afirmó en un comunicado. Según el diario especializado en materias militares Stars & Stripes, en Texas están desplegados mil 145 soldados, 115 en Nuevo México, 580 en Arizona y 360 en California. Trump no ha sido el único que ordenó el envío de las tropas de la Guardia Nacional.
 
El ex Presidente George Bush ordenó en 2006 el despliegue de hasta 6 mil efectivos en apoyo a la Patrulla Fronteriza, mientras que, en 2010, Barack Obama también ordenó enviar un total de mil 200 elementos.
 
Isacson destacó que la amenaza de Trump, aunque imposible de llevarse a cabo para detener a indocumentados, tiene un objetivo electoral con el que pretende motivar a su base conservadora receptiva y a favor del discurso antimigratorio. “Todo tiene que ver con el 6 de noviembre en este momento”, concluyó..