Formalizan eliminar delegados inútiles

65

Se les denominará como “Delegaciones de Programas para el Desarrollo”.

 
 
 
ALEJANDRO CASTRO
CANCÚN, Q.ROO.- La próxima administración del gobierno federal suprimirá todas las delegaciones federales que no se consideren “útiles”, con base en una revisión integral de las más de 2 mil 300 que existen en el país.
 
A petición del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, la fracción parlamentaria de Morena en la Cámara de Diputados federal presentó ya la iniciativa para la creación de la figura de delegados del gobierno federal en las entidades del país.
 
Para concretarse es necesario reformar la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, en donde además se diseñará la estructura gubernamental del próximo Presidente de la república.
En el documento se plantea realizar una revisión integral de todas las delegaciones, subdelegaciones y oficinas de representación de dependencias y entidades federales existentes.
 

 
Así mismo, expone la creación de las nuevas unidades administrativas denominadas “Delegaciones de Programas para el Desarrollo”, las cuales tendrán como función las tareas de coordinación de acciones entre las autoridades estatales y municipales y el Ejecutivo Federal.
“Aquellas delegaciones hoy existentes cuya presencia no se considere útil y resulte onerosa serán suprimidas”, refiere la propuesta de ley.
 
Para ello se propone un plazo que “permita identificar todos los factores que están relacionados con su funcionamiento”, así como verificar y transparentar el uso y destino de los recursos públicos que se les destinan.
 
En Quintana Roo existen alrededor de 70 oficinas de representación del gobierno federal, entre delegaciones, subdelegaciones y direcciones.
 
En su más reciente visita a Cancún, Andrés Manuel López Obrador anunció que se eliminarían las dependencias que no fueran relevantes para el estado. Las que sí lo son, quedarán a cargo del próximo delegado federal, Arturo Abreu Marín, quien a su vez estará adscrito, jerárquica y funcionalmente, a la Oficina de la Presidencia de la República.
 
“El modelo que se propone supone un redimensionamiento de la relación con los gobiernos de las entidades federativas a partir de mejorar la conducción de los programas federales y de establecer un contacto directo con los destinatarios de las acciones de ejecución de los planes y proyectos: las personas, la sociedad, el pueblo y las comunidades”, señala la iniciativa.
 
Entre los otros cambios que se espera sean aprobados por el Pleno de la Cámara de Diputados, dado que Morena y partidos aliados cuentan con mayoría absoluta, se contempla la eliminación de las fracciones vigentes relativas a la seguridad pública, la seguridad interior y la seguridad nacional.
 
Estas fracciones serán integradas al artículo relativo a la nueva Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la cual estará desincorporada de la Secretaría de Gobernación.
 
De igual forma, el Cisen, organismo responsable de la información e investigación en materia de seguridad nacional, que será reorganizado integralmente, quedará sectorizado en la nueva Secretaría.
 
“Es intención del Presidente electo evitar que la falta de coordinación entre las secretarías de Gobernación y Seguridad Pública, como se vivió en el pasado, o que el excesivo número de facultades y responsabilidades con que se sobrecargó en los años recientes a la de Gobernación, sean obstáculo para el cumplimiento de los objetivos”, se lee en el documento.