Prende NAIM focos rojos

“La construcción del NAIM debe convertirse en un referente nacional e internacional”.

 
Azucena Vásquez/Reforma
De cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), el País pondría en riesgo su atractivo y prestigio como plataforma de inversiones, advirtió José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE.
 
En este sentido, Citibanamex advirtió que la cancelación de la nueva terminal traería consigo repercusiones económicas y financieras en el horizonte, las cuales incluso llevarían a revisar negativamente la perspectiva macroeconómica de México.
 
El banco consideró que el impacto financiero y económico de la cancelación del NAIM sería significativo para el País en el corto y mediano plazo. Asimismo, indicó, se intensificará la percepción en los mercados de que el próximo Gobierno tomará decisiones públicas de forma discrecional y populista, con lo que la inversión privada enfrentaría un ambiente económico más incierto hacia el futuro.
 
“La construcción del NAIM debe convertirse en un referente nacional e internacional. Los ojos del mundo están puestos en la gestión, en la ejecución y en la exitosa conclusión de este megaproyecto”, dijo Gurría durante la presentación del Tercer Informe de Avances sobre el Desarrollo del NAIM: logros y lecciones aprendidas, de la OCDE.
 
Resaltó que el nuevo aeropuerto debe confirmar que sí se pueden transparentar las contrataciones públicas de una obra de esta magnitud. “Que sí se puede llevar a cabo una obra de esta magnitud mediante procedimientos competitivos, licitaciones abiertas y transparentes”, aseveró.
 
En conferencia posterior a la presentación del documento, Gurría se refirió a la consulta ciudadana convocada del 25 al 28 de octubre y aseguró que no es vinculante, es decir, no existe una base legal que obligue al Gobierno a respetar los resultados.
 
El documento, la OCDE destaca como principales riesgos los retrasos generados por la expansión del proyecto como consecuencia del incremento imprevisto en el número de pasajeros.
 
En tanto, el director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), Federico Patiño, dijo que frenar la obra del NAIM en Texcoco, no sólo sería más costoso que continuarlo, sino que tomaría 6 años liquidar ese adeudo.