Una Vistazo a las Cámaras sin Espejo, Parte 1

78

Columna Réflex-iones

 

José Rocha/Luces del siglo

Es realmente extraño cómo algunas ideas son más aceptadas una vez que nuestra mente comienza a revolverse. Y hoy día con las recientemente anunciadas cámaras sin espejo de sensor completo de Nikon (Z6 y Z7) y Canon (EOS R), guerra entre las cámaras sin espejo ha iniciado. Lo que me hizo pensar. ¿Por qué estamos tan fascinados por la tecnología de cámara sin espejo?
 
Veamos lo que nos ofrece la tecnología de cámara sin espejo, y por qué los vientos de la fotografía profesional y personal se dirigen hacia un futuro predominantemente sin espejo.
 
Nota: No estoy tratando de promover un sistema de cámara sobre otro, solamente presentarles algunas características de estas cámaras.
 
El atractivo de la tecnología de cámara sin espejo
El concepto de cámaras sin espejo no es nada nuevo. Las cámaras digitales sin espejo con lentes intercambiables están disponibles comercialmente desde 2004. Ese fue el año en que Epson lanzó el aún genial (sí, realmente) R-D1, que incorporó un diseño de telémetro junto con un sensor digital APS-C. Esta cámara era un puente entre el familiar telémetro de 35 mm y la revolución digital que pronto vendría. Pero retrocedamos solo un segundo. ¿Qué hace que una cámara sin espejo sea tan atractiva para el usuario general? En su mayor parte, es la falta de un visor óptico reflejado (de ahí el nombre).
 
Tamaño
Las cámaras SLR tradicionales (tanto cinematográficas como digitales) utilizan un sistema de espejo y pentaprisma para mostrar lo que se ve a través de la lente. Pero si bien este sistema es ingenioso, hace que la cámara sea bastante voluminosa. Las cámaras digitales sin espejo eliminan este sistema, confiando en el propio sensor digital para mostrar lo que está pasando frente a la cámara con un visor electrónico (EVF), una pantalla LCD o una combinación de ambos. (Piense en esto como una “vista en vivo” constante). Esto significa que las cámaras digitales sin espejo pueden ser inherentemente más pequeñas que la mayoría de los cuerpos de las cámaras DSLR.
 
Y cuando algo se vuelve más pequeño, generalmente se vuelve más cómodo y práctico.