Detectan migración con actas apócrifas

62

Alerta Registro Civil sobre recurrencia de cinco casos por semana.

 
 
EUGENIO PACHECO / LUCES
CHETUMAL, Q. ROO.- La recurrencia en la aparición de actas de nacimiento apócrifas para hacer pasar como mexicanos a ciudadanos beliceños y cubanos principalmente, puso en alerta a la Dirección General del Registro Civil en esta capital sobre la operación de una red nacional de falsificadores de documentos oficiales para encubrir la identidad de migrantes ilegales.
 
“Hemos detectado que, en promedio semanal, al menos cinco migrantes con copias fotostáticas de supuestas actas de nacimiento de los estados de Chiapas o Tabasco pretenden validarlas en Quintana Roo, pero al no aparecer en el sistema, se les niega el trámite o en algunos casos se les ha denunciando”, sostuvo Guadalupe Chan Flores, titular del Registro Civil.
 
En lo que va de 2018, añadió, se han presentado apenas ocho denuncias de aquellos casos en los que se logró confirmar plenamente la verdadera nacionalidad de los portadores de los documentos falsos.
 
Ante tales hechos, dijo, el personal del Registro Civil en el estado recibe capacitación respecto a detectar actas de nacimiento falsas expedidas en otros estados del país, lo cual es es muy recurrente en esta franja fronteriza.
 
La mayor recurrencia en estas solicitudes ilegales es de parte de ciudadanos beliceños, seguido por cubanos, y en menor medida de otros países de Centroamérica, como Guatemala, Honduras, Costa Rica y El Salvador, en su intento por llegar a la Unión Americana.
 
“Son personas que tratan de sorprender a la autoridad solicitando el original de una acta de nacimiento, presentando copias de actas alteradas, que corresponden a otros ciudadanos, de otras entidades, o de comunidades o zonas rurales, donde es difícil acceder a una validación del documento”, explicó.
 
La mayoría de ellos al saberse detectados abandonan el trámite y desaparecen, algunos insisten y presentan hasta testigos con los que intentan demostrar su personalidad y su nacionalidad mexicana, sin embargo, también desisten al no poder demostrar la autenticidad del documento.
 
Además de la capacitación que recibe el personal encargado de los trámites de actas de nacimiento, también se ha estrechado la relación y la comunicación con autoridades de organismos públicos como Migración, el Instituto Nacional Electoral y la Secretaría de Relaciones Exteriores, para apoyarse mutuamente cuando existe algún documento que pudiera ser irregular al realizarse algún trámite de su respectiva competencia, como la credencial para votar, licencia de conducir o el pasaporte.
 
“En la medida que podamos cerrar el círculo de validación de cada documento que se emite por el Registro Civil, vamos a poder detectar la recurrente falsificación de las actas de nacimiento, lo cual estando en una zona fronteriza resulta toda una problemática porque tenemos diferentes tipos de extranjeros que aquí buscan lograr su estancia formal aun cuando pretendan hacerlo con una ilegalidad”, señaló.
 
Otra particularidad que se ha detectado al interior del Registro Civil, citó, es que muchas madres beliceñas acuden a las clínicas de Chetumal para dar a luz y, con ello, lograr que sus hijos tengan la nacionalidad mexicana para recibir los beneficios de programas sociales como el Seguro Popular.
 
Con este programa federal, como mexicanos pueden acceder a servicios médicos gratuitos o de bajo costo, por lo que muchos padres beliceños han optado por no registrar inmediatamente al bebé cuando nace en el vecino país, para luego acudir a Chetumal y solicitar el registro, generalmente sin presentar el documento médico del alumbramiento, argumentando que nació con el apoyo de parteras no regularizadas.
 
“Este escenario genera una doble problemática, porque por un lado se dispara la población que solicita servicios del Seguro Popular y por otro los ciudadanos beliceños tratan de sorprender a las autoridades para que sus hijos puedan gozar de estos beneficios”, concluyó.