Combatirán ante la Suprema Corte el Plan de Manejo de Yum Balám

58

Después de casi 20 años de lucha por encontrar un consenso para desarrollar esta Área Natural Protegida.

 
 
 
EUGENIO PACHECO / LUCES
CHETUMAL, Q. ROO.– El Plan de Manejo para la Reserva Yum Balam, elaborado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), será combatido vía controversia constitucional ya que impide el desarrollo económico y turístico de la llamada Isla Grande en Holbox, adelantó Nivardo Mena Villanueva, presidente municipal de Lázaro Cárdenas.
 
“La Semarnat pretende imponer una densidad de construcción turística de apenas una habitación por cada 16 hectáreas, lo que impide cualquier oportunidad de promover y atraer inversión”, reclamó el munícipe.
 
Después de casi 20 años de lucha por encontrar un consenso para desarrollar esta Área Natural Protegida, recientemente la Semarnat publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo por medio del cual se establece el Plan de Manejo, mismo que no logró poner fin a la inconformidad que ha polarizado a pobladores de Holbox, grupos ambientales, inversionistas y autoridades municipales.
 
“Para poder promover turísticamente esa parte de la isla de Holbox, se requieren cuando menos, cuatro veces lo que proponen las autoridades federales, así como les autorizaron a los inversionistas foráneos para desarrollar la primera etapa de la isla”, señaló.
 
En opinión del alcalde el nuevo plan impuesto por las autoridades federales, les cierra toda posibilidad al Ayuntamiento de recaudar al menos 60 millones de pesos al año, provenientes de impuesto predial, así como otros y servicios y derechos que requerirían la construcción de complejos turísticos ya proyectadas para esa zona.
 
“Como autoridad queremos ampliar la densidad y atraer inversión, que se generen oportunidades para los habitantes del municipio, pero con la determinación unilateral de las autoridades federales, se está vetando la educación, la salud y la infraestructura de gobierno”, añadió.
 
El equipo jurídico del gobierno municipal prepara la controversia constitucional que presentarán esta semana ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), donde plantean flexibilizar el plan de manejo para permitir el desarrollo económico de la zona, sin perjudicar el entorno ecológico, con políticas de protección para la flora y fauna.
 
Mena Villanueva consideró que el acuerdo de la Semarnat fue publicado de manera unilateral y arbitraria, sin tomar en cuenta al grupo asesor que en Quintana Roo se conformó con las autoridades de los tres niveles de gobierno, incluyendo a la propia delegación local de la Semarnat.
 
Hubo tres opiniones sobre la densidad apropiada para la zona, explicó; una del grupo asesor, otra de una empresa consultora internacional con sede en Canadá, y la tercera de la Semarnat, que es la que finalmente se publicó y ahora se pretende imponer a los ejidatarios y habitantes de Lázaro Cárdenas.
 
El munícipe acusó que en esa imposición se observan vicios, un doble discurso y mano negra de la Semarnat, ya que en los últimos días la dependencia federal liberó varios permisos para construir hoteles en la Isla Chica, entre ellos uno de 38 cuartos por hectárea y 4 mil 200 metros, con restaurante y bar.
 
“¿Cuál es entonces el criterio para preservar la Isla Grande, por un lado, y permitir construcciones a empresarios foráneos en la Isla Chica, cuando Holbox es una sola isla?”, cuestionó.
 
Si la Semarnat se siente capaz de cerrar esa parte de la isla para que no se realicen más construcciones, es necesario que le paguen a los propietarios de las tierras, que se indemnice a los ejidatarios, y sobre todo que les garanticen a todos los habitantes satisfacer sus demandas y mejorar su calidad de vida.