Cambiarán programas federales

70

“La consigna es mirar y avanzar porque México necesita un cambio”.

 
 
EUGENIO PACHECO
CHETUMAL, Q. ROO.– Los programas federales Prospera y Seguro Popular serán sometidos a un proceso de transformación radical, que va desde el cambio de nombre hasta las reglas de operación, anunció María Luisa Albores González, futura titular de la Secretaría del Bienestar.
 
Lo que se pretende, dijo, es despojarlos de los vicios que en el pasado permitieron desplegar estos programas con criterios electorales para beneficiar a las bases estructurales del partido en el poder y no a las personas más vulnerables del país.
 
En ese sentido explicó que a partir de la siguiente administración, la atención y los apoyos del programa Prospera se aplicarán de manera directa a los beneficiarios para evitar que se sigan condicionando a determinada afiliación política con miras a favorecer a ciertos candidatos.
 
“Esa era la manera de operar; se hizo un análisis de ello y sobre eso se tienen que poner candados para evitar que sigan como operaban, como apoyo condicionado, para entregarlos de manera directa a las familias”, enfatizó.
 
Respecto del Seguro Popular, refirió que el primer paso será cambiarle de nombre porque ni es seguro ni mucho menos popular;  posteriormente se buscará que las unidades de salud públicas cuenten con los medicamentos y el personal necesarios para garantizar el servicio y la atención adecuada a la población mexicana.
 
En ese tenor, aprovechó para pedirle a la sociedad no preocuparse por rumores de la desaparición de ambos programas, ya que éstos continuarán pero bajo nuevas reglas cuyo objetivo será garantizar los beneficios a quienes más lo necesitan, quitándoles el ropaje de programas asistencialistas que sólo vuelven más pobre a los pobres.
 
En cuanto a si aplicarán castigos para quienes hicieron mal uso y abuso de estos programas, Albores González refirió que no perderán el tiempo en revisar lo que de sobra se conoce está mal.
 
“La consigna es mirar y avanzar porque México necesita un cambio, ya no aguanta más estar en las condiciones actuales”, indicó.
 
La eventual funcionaria federal detalló que si bien vendrá toda una serie de auditorías en las áreas que se habrán de recibir por parte de la administración saliente, los cambios deben reflejarse de manera inmediata.
 
Dijo que los planteamientos del presidente electo son, entre otros, plantear propuestas frescas y no distraerse en revisiones o cacerías de brujas porque es por demás obvio que en donde uno se para brota y se nota la corrupción.
 
“El licenciado nos dice que no podemos desgastarnos en eso, justo ahora que venimos con políticas y propuestas frescas, hay que mirar y avanzar, México ya no puede rezagarse más”, advirtió.