Cruza nueva oleada en cadena humana

50

Las autoridades accedieran a liberarlos ante el temor de disturbios.

 
Edgar Hernández/Reforma
TAPACHULA.- Más de mil centroamericanos cruzaron caminando a México a través del Río Suchiate. Hondureños, salvadoreños y guatemaltecos formaron una cadena humana para atravesar el caudal.
 
Sobre sus hombros cargaron carreolas, bolsas, mochilas y hasta a menores de edad. Los indocumentados, que ayer fueron frenados por la Policía Federal cuando pretendían pasar por el Puente Internacional Rodolfo Robles, ahora recibieron advertencias desde un helicóptero.
 
La aeronave sobrevoló el afluente a baja altura con la intención de disuadirlos para que retornaran a Guatemala. A la par, la Policía Federal, la Marina y el Instituto Nacional de Migración (INM) frenaron el paso a cerca de dos mil migrantes. En una primera instancia les pidieron regularizar su entrada.
 
“No hay otra manera, señores, de que podamos ingresar a México. De forma irregular no se puede”, dijo por un altavoz un agente migratorio desde tierra firme a los migrantes que permanecían en el cauce.
 
Tras varios minutos, los migrantes aceptaron la propuesta de regularizarse. Una vez en suelo mexicano, los centroamericanos formaron dos filas y fueron escoltados hacia el INM.
 

 
Durante el operativo, informaron, un migrante hondureño que era arrastrado por el río fue rescatado.
 
El joven de unos 25 años de edad fue llevado a suelo mexicano donde le brindaron los primeros auxilios y lograron reanimarlo después de que no presentara signos vitales.
 
Gerardo Elías García Benavente, Comisionado Nacional del INM, explicó que los migrantes centroamericanos serán documentados y posteriormente trasladados al albergue habilitado en la Feria de Tapachula.
 
En este proceso, apuntó, revisarían incluso si había criminales para llevarlos ante la justicia, además de ofrecerles el programa Estás en Tu Casa, planteado por el Presidente Enrique Peña.
 
ABANDONAN INM
Poco tiempo después de que los extranjeros fueron ingresados al recinto migratorio del Puente Internacional, rechazaron la regularización y abandonaron el inmueble. Los migrantes amagaron con que si no se les permitía su salida realizarían protestas al interior.
 
Las autoridades accedieran a liberarlos ante el temor de disturbios. La segunda Caravana emprendió una caminata de este Municipio hacia Tapachula, con el propósito de llegar a los Estados Unidos.
 
Pero apenas a 10 kilómetros, en el municipio de Frontera Hidalgo, decidieron detenerse para pernoctar y secar su ropa. Hoy definirán de, nueva cuenta, la ruta.