Piden volver al antiguo horario

Una familia de cuatro personas paga en promedio 300 pesos por consumo de electricidad.

 
Herlindo Vázquez
CHETUMAL, Q. ROO.- Porque sólo ha causado inconvenientes a la población y sus beneficios tangibles son escasos, algunos legisladores se plantean la posibilidad de promover la anulación del huso horario que aplica para Quintana Roo.
 
Es el caso de la diputada federal Patricia Palma Olvera, quien dijo que esa acción es una exigencia ciudadana. “Vamos a promover se considere (el huso horario) entre los temas a atender por la Legislatura federal, porque es una acción de beneficio común”, afirmó.
 
La diputada consideró que si hay algún beneficiado, ese es el sector empresarial, pero no la población.
 
El horario que rige para la entidad entró en vigor en 2014, cuando por disposición del Congreso de la Unión, el estado de Quintana Roo no participó del cambio de hora a nivel nacional como una medida para beneficiar la actividad turística, pues se mantendría alineado con la hora del este de Estados Unidos.
 
De tal forma, cuando el pasado domingo dio comienzo el horario de invierno en el país, con el atraso de los relojes una hora, en Quintana Roo las manecillas se mantuvieron intactas, por lo que el estado se encuentra 60 minutos adelante del centro de México.
 
Al respecto, el diputado por Morena, Juan Ortiz Vallejo señaló que el huso horario de Quintana Roo no representa ahorro para la ciudadanía, sino todo lo contrario. “Las tarifas por consumo de energía eléctrica llegan más elevadas.
 
No existe el dichoso beneficio que prometieron los diputados federales al aprobarle”, acusó. Dijo que el actual horario representa un mayor desgaste físico para los padres de familia y estudiantes, porque tienen salir a trabajar y a la escuela cuando todavía termina de amanecer y las calles se encuentran a oscuras.
 
“Eso obliga a utilizar la electricidad desde más temprano y ahora que no hay subsidio, los costos son más elevados y quienes más lo resienten son las familias de escasos recursos”, aseguró.
 
Una familia de cuatro personas paga en promedio 300 pesos por consumo de electricidad, pero según el comportamiento de años anteriores, se prevé que el costo se eleve al doble.