Tren Maya, también a consulta: AMLO

63

El presidente electo pidió que no se le tenga miedo a la democracia.

 
RICARDO HERNÁNDEZ
CANCÚN, Q. ROO.- El megaproyecto del Tren Maya se someterá también a consulta popular nacional, anunció ayer Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México. “(Y se hará) en todos los casos en los que se requiera”, aseguró en rueda de prensa.
 
En el estado de Quintana Roo, se considera que el Tren Maya cimentará los planes de diversificación económica y movilidad social, en específico para la gente que vive del turismo en la entidad. Dentro de la ruta que se contempla, incluye cuatro importantes destinos del estado: Cancún, Felipe Carrillo Puerto, Tulum y Bacalar.
 
El anuncio del presidente electo ha tomado por sorpresa al sector empresarial quintanarroense por las dudas que existen respecto a las llamadas consultas populares; sin embargo, López Obrador explicó que se reformará la Constitución a fin de que se puedan realizar referéndums fuera de las fechas actualmente estipuladas y ampliar los casos en los que se permite. “Se va a modificar el Artículo 35 de la Constitución para que no haya candados y los ciudadanos puedan solicitar consulta y que se faciliten las cosas, y no tenerle miedo a la democracia”, dijo López Obrador.
 
De haber aplicado desde antes consultas populares, sostuvo el tabasqueño, no se hubiera aprobado la Reforma Energética.
 
“No estaríamos padeciendo la crisis energética que estamos padeciendo actualmente. Pero como prevalecieron los intereses de las minorías, tenemos que aguantar la crisis, lo que significó el aumento en el precio de los energéticos, los gasolinazos y ahora la caída en la producción petrolera”, agregó el morenista.
 
Ante la crítica de los detractores de los plebiscitos, advirtió que dicha práctica se continuará para que “sea el pueblo quien decida”.
 
“Se acabó el influyentismo, ya no se van a privilegiar intereses personales o de grupo. Aquí queda de manifiesto que hay una división clara, una frontera entre poder económico y poder político. “Siempre va a prevalecer el interés general, lo que convenga a la nación, les guste o no les guste”, afirmó.
 
En la consulta en la que resultó favorecida la opción de no continuar con la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco y sí con la habilitación de la Base Aérea de Santa Lucía y de los aeropuertos de la Ciudad de México y de Toluca.
 
“Hoy ha cumplido un gran ejercicio de democracia participativa. Esta consulta ha sido un ejercicio inédito de derecho a expresarse que, consagrado en la Constitución tiene todo mexicano”, dijo en su intervención Javier Jiménez Espriú, quien acompañó a López Obrador en el evento.
 
“Ha constituido una oportunidad extraordinaria para conocer la opinión de la ciudadanía a cerca de una obra de infraestructura muy importante y escuchar los diferentes puntos de vista preocupaciones y expectativas de todos los sectores de la sociedad mexicana en todo el territorio nacional”, continuó.