Asesinan a célebre mafioso de Boston

Bulger no sólo tuvo una vida de película, también fue representado en una.

 
Staff Reforma
WASHINGTON.- El padrino de la mafia irlandesa de Estados Unidos ha muerto.
 
James “Whitey” Bulger, de 89 años, fue ayer asesinado en una prisión de alta seguridad de Virginia Occidental, donde había sido trasladado horas antes.
 
Al menos dos reclusos habrían matado al legendario capo, según informaron dos empleados de la Oficina Federal de Prisiones, aunque no dieron detalles sobre las causas del fallecimiento.
 
Quien durante los años 60 y 80 lideró un sangriento reinado en el inframundo del sur de Boston cumplía dos cadenas perpetuas desde 2013 por 11 asesinatos cometidos durante sus años al frente de la banda de Winter Hill, informó The New York Times.
 
El famoso gángster logró que sus sicarios controlaran gran parte del negocio de tráfico de drogas, extorsión y apuestas ilegales de la ciudad gracias a un acuerdo de confidencialidad con el FBI.
 
Él entregaba información a los agentes y ellos hacían la vista gorda. Bulger escapó de las manos de la agencia federal en 1994 después de que el agente John Connolly le alertó de que iba a ser encausado.
 
El gángster huyó junto a su pareja Catherine Greig hacia California, donde adoptaron una nueva identidad hasta que fueron reconocidos por una vecina, quien alertó a las autoridades.
 
Bulger no sólo tuvo una vida de película, también fue representado en una. Jack Nicholson inmortalizó al jefe criminal en “Los Infiltrados”, de Martin Scorsese.