Empresarios apoyan a ejido por Ichkabal

83

La zona arqueológica de Ichkabal, cercana a la laguna de Bacalar, no ha podido ser abierta al público por problemas.

 

EUGENIO PACHECO

CHETUMAL, Q. ROO.- Los empresarios de Bacalar se mostraron a favor de apoyar la postura de los ejidatarios locales que piden ser indemnizados por sus tierras conforme a derecho y se les tome en cuenta para participar en el desarrollo económico que derive de la apertura de la zona arqueológica de Ichkabal.
 
Linda Calderón Argaez, presidenta de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Bacalar, consideró que el gobierno del estado debe destrabar la negociación con los ejidatarios y ofrecer montos de compensación justos para que los comuneros permitan la apertura de las ruinas.
 
Señaló que entienden la postura de los ejidatarios en querer ser partícipes del desarrollo económico de la región, por lo que justifica su derecho a ser parte de un proyecto que puede traer grandes beneficios económicos y sociales a la zona.
 
Hizo un llamado a las autoridades de la Secretaría de Turismo del estado y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para que tomen en cuenta que la tierra es de los ejidatarios y por tanto deben también disfrutar de las riquezas que se generen y así destrabar el problema de la cesión o expropiación del suelo.
 
“No veo por qué hacerlos a un lado, hay oportunidades para todos y siempre hemos pensado que la gente de Bacalar tiene el derecho de participar y verse beneficiada de los beneficios (sic) económicos y turísticos, ya que la mayoría de las veces quedan desplazados”, aseguró.
 
Calderón Argaez dijo que lo que los ejidatarios pretenden es que no se les cierren las oportunidades y puedan establecer negocios para ofrecer servicios y artesanías en el parador turístico, vender alimentos y otro tipo de actividades.
 
Además, la apertura de Ichkabal quitaría presión a la laguna al variar la oferta de actividades para que los visitantes no sólo disfruten de actividades acuáticas, sino también de historia y cultura.
 
Afirmó que algunos investigadores les han advertido acerca de escenarios en los que la laguna ya no sería utilizable para uso recreativo, sobre todo en época de lluvias; sin embargo, esta información no ha sido respaldada por ninguna autoridad.
 
Para Linda Argaez, “es evidente que a las autoridades no les importa mucho la laguna porque no viven de ella, no se han dado cuenta que no va a resistir mucho tiempo si no se le cuida”.
 
Dijo que otro ejemplo de omisión gubernamental está en la falta de actualización, desde hace más de siete años, de los programas de Ordenamiento Ecológico y de Desarrollo Urbano.
 
La empresaria consideró que dichas reglamentaciones son muy necesarias para mantener la salud ecológica de la laguna, ya que se necesitan drenaje sanitario y depósitos pluviales; aseguró que esos temas se han tratado en cursos de capacitación y con todas las instancias de gobierno, pero no se aterriza ninguna política contundente.
 
Dijo que lo más grave es que ninguna autoridad, sobre todo del ramo ecológico, ha realizado algún estudio relacionado a la calidad del agua o su posible contaminación.
 
“Es una pena que en ocasiones la calidad del agua no es propicia para nadar, pero ninguna instancia da información al respecto, entonces puede pasar que a las personas les salgan ronchas en la piel o algún tipo de problemática precisamente después de las lluvias, que es cuando los científicos nos dicen que no se debe de nadar, pero días después el agua ya tiene circulación y se limpia y no pasa nada, pero después de una lluvia es preferible no nadar, pero eso lo deben de decir ellos y no lo dicen”, denunció.