Reconocen legado de María Izquierdo

80

María Izquierdo nació hace 116 años en San Juan de los Lagos y murió el 2 de diciembre de 1955. Se le recordó ayer en su onomástico.

 

POR: REBECA PÉREZ VEGA
AGENCIA REFORMA

GUADALAJARA, JAL.- Debieron pasar ocho años para que otra mujer fuera reconocida en la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres. Ayer fue el turno de la pintora María Cenobia Izquierdo Gutiérrez, quien se suma a la educadora Irene Robledo y la insurgente Rita Pérez de Moreno.
 
María Izquierdo nació un día como ayer hace 116 años en San Juan de los Lagos y murió el 2 de diciembre de 1955.
 
En octubre de 2012, junto con su paisano José Pablo Moncayo, la pintora fue declarada Mujer Ilustre y se decretó que sus restos reposaran en la Rotonda de las Personas Ilustres en el Panteón de Dolores. Y en Jalisco se hizo lo propio cuatro años más tarde, pero a la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres apenas llegó una efigie en su honor.
 
“María trascendió los límites incluso más allá de su muerte, aquellos límites que decían que una mujer pintora, a la que quisieron bloquear en la historia, no podía ser doblemente ilustre, no podía tener su propio doodle en Google y que no podría llegar jamás a Mercurio, en donde hoy un cráter lleva su nombre en su honor”, describió la bisnieta de la pintora, Cinthia Hernández Carmona.
 
Para la realización de su escultura en bronce se eligió, a través de una convocatoria pública, al escultor José Carlos Hernández Martín del Campo, conocido como Carlos Terrés.
 
La obra costó 400 mil pesos a la Secretaría de Cultura Jalisco. Para el escultor, quien hizo una investigación de seis meses, fue un honor realizar esta obra para la jalisciense ilustre.
 
Terrés relató que para la imagen de Izquierdo revisó varias imágenes. Se basó en una fotografía que Lola Álvarez Bravo le tomó cuando tenía cerca de 40 años.
 
“María Izquierdo es el símbolo de la inquietud, porque era feminista, se oponía a lo establecido, fue una pintora revolucionaria”, apuntó el escultor.