Usan sargazo a favor de la salud

65

El alginato de sodio es un componente químico que se puede extraer del sargazo que ha llegado por toneladas a playas del Caribe mexicano, para ser utilizado en la industria farmacéutica.

 

STAFF AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- El sargazo que llega por toneladas a las playas mexicanas, tiene una utilidad económica y hasta puede ser utilizado en beneficio de la salud.
 
Eso ha comprobado la empresa Alquimar, que inició operaciones en 2016 como un proyecto que busca darle utilidad al sargazo de las playas mexicanas y desde 2017 es apoyada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).
 
A través de la extracción del alginato de sodio, se obtiene un componente activo con el que es posible generar un suplemento alimenticio que ha comprobado beneficios a la salud, explicó Norma Martínez, directora de Alquimar.
 
“Se han realizado pruebas que muestran un poder antioxidante, antitrombótico y antiviral, incluso ha mostrado resultados para disminuir los niveles de colesterol, lo que está por validarse con un estudio médico y poder dirigirlo a la población con problemas de colesterol y triglicéridos”, añadió.
 
Diversos laboratorios de universidades como la UNAM y la Universidad Autónoma de Coahuila han dado seguimiento al proceso de inocuidad para lograr la regulación de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofrepris).
 
Dependiendo del tipo de extracciones que se le hacen al sargazo, puede dársele un uso alimenticio, farmacéutico o textil: sin embargo, para los dos primeros es importante mencionar que el alginato es inocuo y sólo cambia el grado de pureza que requiere para su tratamiento.
 
“Actualmente se realiza la extracción en nuestro laboratorio, pero se maquila en otra empresa para la obtención del producto final, que son las cápsulas del suplemento alimenticio”, comentó Norma Martínez.
 
Fue hasta febrero de este año que lograron considerarse como una marca y se encuentran en campañas de mercadotecnia y publicidad.
 
Respecto a las certificaciones que han obtenido, son por las patentes de proceso, es decir, Alquimar ha innovado en las técnicas de extracción de los ingredientes activos del sargazo fresco y también ha procurado ser amigable con el medio ambiente.
 
En las últimas investigaciones se intenta comprobar que pueda ayudar a combatir células cancerígenas.
 
También se encuentran en la búsqueda de una certificación nacional como producto para consumo humano, aunque ya es consumido por sus desarrolladores, quienes confirman que no ha generado daño alguno a la salud.
 
Martínez concluye que también logran darle una utilidad al sargazo putrefacto para realizar biofertilizante.