Pide CNDH ampliar derechos indígenas

82

Hidalgo y Chiapas son los estados que reportan el mayor avance.

 
 
 

EUGENIO PACHECO

CANCÚN, Q.ROO.- La armonización de las leyes de Quintana Roo en materia de derechos indígenas han tenido avances importantes, pero aún es necesaria su consolidación conforme a los parámetros recomendados por el ombudsman nacional.

 

De acuerdo con la Comisión de Derechos Humanos (CNDH), el estado presenta un avance de 62 por ciento en la homogeneización de sus disposiciones jurídicas sobre los pueblos y comunidades indígenas, cumpliendo al 100 por ciento únicamente en lo que se refiere al derecho a la no discriminación.

 

El organismo señala que los legisladores de Quintana Roo deben integrar a la Constitución estatal una serie de convenios y tratados de los que México es parte, pero cuya aplicación tiene aún vacíos legales.

 

Sobre el derecho a la integridad de los pueblos y comunidades, la Comisión sugiere adoptar en la Carta Magna estatal el artículo 8 de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los Pueblos Indígenas, el cual establece que éstos tienen derecho a no ser sometidos a una asimilación forzada ni a la destrucción de su cultura.

 

Para ello es necesario reformar los artículos 2, 4, 5, 10, 14 y 31 de la Ley de Derechos, Cultura y Organización Indígena del Estado de Quintana Roo.

 

Propone también incorporar el artículo 28 de la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, el cual apunta que tienen derecho a la participación plena y efectiva, por conducto de representantes elegidos por ellos de conformidad con sus propias instituciones, en la adopción de decisiones en las cuestiones que afecten sus derechos y que tengan relación con la elaboración y ejecución de leyes, políticas públicas, programas, planes y acciones relacionadas con los asuntos indígenas.

 

Del mismo modo, la Comisión de Derechos Humanos establece que la legislación de Quintana Roo debe contemplar el derecho que tienen los pueblos indígenas para definir sus prioridades, y a la propiedad y posesión de sus tierras.

 

El derecho a conservar su lengua, sus costumbres e instituciones, la libre determinación y el derecho a participar en la vida política también están previstos en las recomendaciones.

 

Los derechos de las mujeres indígenas a una vida libre de violencia es otro de los aspectos fundamentales en materia legislativa, pues en la propia Declaración Americana suscrita por México, establece que tienen derecho a la igualdad, al reconocimiento, protección y goce de todos los derechos humanos y libertades fundamentales contenidos en el derecho internacional, libres de todas las formas de discriminación.

 

En ese sentido, la CNDH plantea que es necesario modificar 18 artículos de la  Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del Estado de Quintana Roo.

 

La entidad es una de las que registra mayor avance en el tema, pero aún tiene un porcentaje importante de disposiciones jurídicas que requieren ser armonizadas para ajustarse a los estándares internacionales.

 

Hidalgo y Chiapas son los estados que reportan el mayor avance, con el 77 por ciento, según detalla el organismo.

 

Por el contrario, Aguascalientes, Baja California Sur, Ciudad de México, Coahuila, Michoacán, San Luis Potosí, Tamaulipas, Zacatecas, Nuevo León y Puebla, incumplen la obligación internacional de hacer efectivos, en toda su integridad, los derechos y libertades de las personas indígenas.