Acepta Ministerio juez que encarceló a Lula

57

Lucha contra el crimen y la corrupción de los últimos años.

 

POR: REFORMA / STAFF

El juez más famoso de Brasil, Sérgio Moro, el instructor de las mayores investigaciones del caso Lava Jato y responsable del encarcelamiento del ex Presidente Luiz Inácio Lula da Silva, se pasó a la política ante la mirada atónita de quienes le tenían por un hombre sin partido y por encima de preferencias ideológicas.
Moro aceptó ayer la invitación del próximo Mandatario, el ultraderechista Jair Bolsonaro, de asumir el Ministerio de Justicia. “La perspectiva de poner en marcha una agenda fuerte de lucha contra la corrupción y el crimen organizado, con respeto a la Constitución, la ley y el derecho, me han llevado a tomar esta decisión”, anunció el Magistrado tras reunirse con el Presidente electo.
 
“En la práctica, aceptar esta invitación significa consolidar los avances de la lucha contra el crimen y la corrupción de los últimos años y alejar los riesgos de un retroceso por el bien mayor”, añadió.
 
La entrada de Moro en el Ejecutivo marcó un antes y un después en las investigaciones de la Lava Jato. Hasta ahora, había sido él el juez que dirigía las pesquisas del mayor caso de corrupción de Brasil, que desveló la existencia de una trama de desvío y blanqueo de dinero público usando la petrolera estatal Petrobras.
 
El caso, con múltiples ramificaciones, afectaba prácticamente a toda la clase política de Brasil, aunque el Magistrado imputó y condenó, sobre todo, a políticos del Partido de los Trabajadores (PT), lo que provocó una ola de críticas de sus miembros y partidarios de Lula. Estas investigaciones quedarán ahora en manos de Gabriela Hardt, la sustituta de Moro y después se le asignará uno de los jueces del sur de Brasil que se disputen el cargo.