Buscan mejorar Liconsa y Diconsa

124

Liconsa tiene presencia en todos los municipios del estado.

 
 
 
SERGIO GUZMÁN / LUCES
CANCÚN, Q. ROO.- Las empresas descentralizadas Liconsa S.A. de C.V. y Diconsa S.A. de C.V., serán de las primeras dependencias de la administración pública federal cuya operatividad cambiará a partir del próximo sexenio con las modificaciones previstas por el equipo del presidente electo Andrés Manuel López Obrador.
 
El decreto que entrará en vigor con la llegada del nuevo gobierno federal, por el cual se reforma, adiciona y derogan diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal contempla que su manejo administrativo ahora quedará bajo control de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.
 
Esta secretaría, cuyo nombre también será nuevo ya que actualmente se conoce como Sagarpa (Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación), se encargará de asegurar la adecuada distribución, comercialización y abastecimiento de los productos de consumo básico de la población de escasos recursos; además de contribuir a la seguridad alimentaria garantizando el abasto de productos básicos.
 
Es por eso que las empresas descentralizadas Liconsa S.A. de C.V. y Diconsa S.A. de C.V. estarán bajo su supervisión, con la intención de que no caigan en malos manejos como ocurrió en Quintana Roo bajo el cobijo de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).
 
En el caso de Liconsa, que se encarga de industrializar leche y distribuirla a precio subsidiado a familias en condiciones de pobreza, se denunciaron irregularidades durante la administración quintanarroense a cargo de Karla Blancas Pizaña, quien fue relevada del cargo en enero de 2017 acusada de desviar recursos públicos hasta por 3 millones de pesos.
 
Además, existía un padrón inflado porque había 43 mil personas inscritas como beneficiarias, sin embargo, en los registros oficiales de cada mes aparecía una diferencia de 7 mil ciudadanos que recogían su leche.
 
Actualmente, ya con la depuración y con datos oficiales a septiembre de 2018, hay 30 mil 268 beneficiarios, distribuidos en 3 mil 872 hogares en toda la entidad, a quienes se les vende en 5.50 pesos el litro de leche. Cada semana, una persona tiene derecho a recibir 4 litros, en tanto que por casa se otorga un máximo de 24 litros.
 
Liconsa tiene presencia en todos los municipios del estado con 5 centros de distribución en Cozumel, 8 en Felipe Carrillo Puerto; 1 en Isla Mujeres; 45 en Othón P. Blanco; 41 en Benito Juárez; 6 en José María Morelos; 2 en Lázaro Cárdenas; 11 en Solidaridad; 2 en Tulum; 11 en Bacalar; y 2 en Puerto Morelos.
 
Con respecto a Diconsa, Mario Castro Basto, titular de la subgerencia de la dependencia durante el gobierno de Roberto Borge, acusado de corrupción y vinculado a proceso, fue señalado por irregularidades en el manejo de alimentos de esta empresa paraestatal.