NIDO DE VÍBORAS

71

No olvidemos que frente a Puerto Morelos hay un arrecife que es uno de los mayores atractivos del lugar.

 

POR: ALBERTO CHUC/LUCES DEL SIGLO

DICEN DESDE el recién estrenado Instituto de Movilidad de Quintana Roo, que tras un primer estudio ya lograron detectar los principales puntos de conflicto vehicular en Cancún y que son, ¡agárrese!, en Plaza Las Américas, en la avenida Tulum frente a la estación de autobuses del ADO y El Crucero… ¡nunca nos lo hubiéramos imaginado!
 
BUENO, Y ahora que la autoridad lo sabe, lo sabe, ¿qué es lo que va a hacer? Porque el chiste no es tanto descubrir el hilo negro sino lo que harán al respecto. Claro, se entiende que el instituto es nuevecito y pues tienen que hacer las cosas de acuerdo a protocolo, porque así es como debe de hacerse.
 
EL ASUNTO es ver si el instancia que encabeza Jorge Pérez logrará poner remedio a la saturación y congestionamiento en dichos puntos, conocidos y padecidos por todos desde hace chorromil años y que tienen su raíz en una planeación urbana desbordada por la realidad.
 
Y ES que dichos lugares funcionan casi casi como terminales cuando apenas son paraderos improvisados sobre la calle; que por otra parte, tampoco hay que esperar que la hache autoridad le ponga remedio a la situación, ya que mucho del problema somos nosotros mismos: desde el chofer de camioneta o camión que se siente dueño del espacio citadino y del tiempo de los demás, hasta el usuario que exige parada en todas partes menos en los espacios asignados para ello.
 
SENTIDO COMÚN y civismo por parte de todos ayudará mucho a que este añejo problema pueda aliviarse un poco, porque resolverlo, la verdad, es simple, pero cañón: para solucionar el exceso de autos no hay que hacer más calles, sino reducir su cantidad. Y tan tan.
***
FUE COSA de anunciar la posibilidad de que en Puerto Morelos se erija una terminal de cruceros y no han tardado en salir las voces en contra que dan una y mil razones para oponerse. Algunas de ellas con justa razón, ya que si bien los chicos barcotes traen consigo jugosos dólares, también colocan presión social y ambiental sobre los lugares donde atracan.
 
Y NO olvidemos que frente a Puerto Morelos hay un arrecife que es uno de los mayores atractivos del lugar, sin contar con el skyline del pueblo, que se distingue por su limpieza horizontal, misma que se vería interrumpida por la monumentalidad de estos barcos.
 
ADEMÁS DE que una de las características que separan a Puerto Morelos de Playa del Carmen y Cancún, es precisamente que no se parece a ellos en términos de aglomeración, ruido y saturación.
 
LUEGO ENTONCES, ¿para qué traer cruceros a Puerto Morelos? Sencillo: porque es negocio para alguien, porque la llamada del dinero (perdón, “prosperidad”) es casi irresistible y vale la pena uniformar los destinos del estado y arriesgar la singularidad que hace tan apetecible al sitio: su tranquilidad.
 
SÍ, ALLÍ está el buen ejemplo de Mahahual, otra comunidad pequeña y tranquila con su muelle de cruceros que parecen convivir con armonía, lo que debería traer sosiego en este asunto, o suspicacia dependiendo a quién le pregunte.
 
EL CASO es que el tema, que por otra parte no es nuevo, se encuentra sobre la mesa y seguirá siendo considerado en tanto su potencial como negocio sea atractivo. Todo lo demás es negociable.
***
FALTAN OCHO largos meses para que salgamos otra vez a votar, pero Radio Bemba no deja de transmitir y uno de los últimos numeritos es la posibilidad de una alianza entre el PRI y el PAN para tratar de recuperar, de lo perdido, lo que aparezca.
 
SIN EMBARGO, nada de lo rumoreado alcanza siquiera la categoría de spoiler, ya que si bien los Frankensteins políticos no se descartan, en este caso suena a auténtica quimera: ver a azules y tricolores agarraditos de la mano en una elección se antoja como a señal del Apocalipsis.
 
ADEMÁS, AL menos en el estado, sus dirigentes se llenan la boca de negativas a semejante boda; Juan Carlos Pallares, jefe de la sucursal estatal del blanquiazul dice que “ni dios lo mande” y que dadas las recientes experiencias su partido prefiere ir solo que mal acompañado… aunque, matiza, todo depende de lo que diga la dirigencia nacional.
 
O SEA, yo digo que no pero si mi mamá dice que sí…