¿Protección política del ministro al presidente?

93

Ministro de la SCJN, Eduardo Medina Mora, ha blindado al presidente para evitar sea investigado.

 

Por: Yvette Hesse/Luces del siglo

¿Cómo sucedió que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) le otorgue un amparo al presidente de la República para que no sea investigado? Sencillo. Paso número uno: presidente de la República propone al Senado a su candidato para ministro. Paso número dos: a pesar del rechazo de varias voces de la oposición, PRI-PAN y Verde avalan la propuesta y votan a favor, designando a un cercano al presidente como ministro ¡por 15 años! Paso número tres: cuando ese presidente necesita cobrar el favor, simplemente lo hace. El mandatario fue quien propuso a Eduardo Medina Mora como ministro de la SCJN, de manera que no debería causar sorpresa el pago de favores.
 
FISCALÍA DE CHIHUAHUA DENUNCIÓ A EPN Y GABINETE
Claro que sí causa estupor que el amiguísimo y no la legalidad predominen en la máxima tribuna del Poder Judicial; pero veamos qué pasó: la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que preside el ministro Eduardo Medina Mora, suspendió cualquier investigación o acción legal contra el presidente Enrique Peña Nieto por parte del gobierno de Chihuahua, pues justamente la Fiscalía de ese estado interpuso una investigación penal contra el titular del Ejecutivo por el caso del ex gobernador César Duarte. El valiente gobernador chihuahuense, Javier Corral, ha hecho lo que muchos otros no se atrevieron: ir en serio contra el robo de recursos públicos de quienes le antecedieron en el cargo.
 
Tan sólido debe ser el expediente de la Fiscalía que por primera vez en la historia de México, la Consejería Jurídica de la Presidencia presentó ante la SCJN una controversia constitucional para detener cualquier acción “directa o indirecta, pública o privada, actual o inminente en investigaciones, averiguaciones, carpetas de investigación, solicitudes de información, órdenes de investigación y solicitudes de colaboración que refieran, mencionen o relacionen actuales o anteriores funcionarios públicos federales”.
 
MINISTRO FRENTA INVESTIGACIÓN
En palabras de nosotros comunes mortales: evitar que el presidente y parte de su gabinete sean investigados por actos de corrupción. Raudo y veloz, Medina Mora otorgó una suspensión que frena de manera indefinida cualquier investigación o acción legal por parte del gobierno de Chihuahua en contra del presidente Enrique Peña Nieto o su gabinete durante su cargo o al finalizarlo. Y no sólo eso, también instruyó al gobierno de Chihuahua entregar copia de los expedientes relacionados con el caso. Debido a los antecedentes del ministro −que ocupa el cargo desde el 2015−, era previsible que algún día tendría que pagar el favor de haber sido designado.
 
¿POR QUÉ NUNCA DEBIÓ SER MINISTRO?
¿De dónde salió Eduardo Medina Mora? Entre los cargos destacados que ha desempeñado se encuentran el de secretario de Seguridad Pública Federal de 2005 a 2006 y procurador General de la República de 2006 a 2009, durante la administración de Felipe Calderón. Con Vicente Fox como presidente, Medina Mora se desempeñó como director general del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) del 2000 al 2005. Fue coordinador del equipo jurídico que asesoró al gobierno de México en la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte durante la administración de Carlos Salinas de Gortari.
 
La cuestión es que, desde un principio, nunca debió ser propuesto ni avalado como ministro; hubo muchas voces que advirtieron lo que podría suceder… tal como ya sucedió… aun así, los legisladores de ese entonces avalaron su designación… pero… en estos momentos, cuando todo indica que buena parte de la población se ha vuelto más exigente, más informada, más participativa, ¿será que dicha complicidad se quede como si nada, que predominen los intereses de un ministro y ello sea aceptado así nomás? La Suprema Corte, máximo tribunal de nuestro país, no puede ofrecer ese rostro, se trata de una instancia que debe anteponer la legalidad, no fomentar la impunidad…