Quiere OHL subirse a obra de Tren Maya

La constructora trasnacional OHL tiene fuerte presencia en Quinatna Roo, donde ha desarrollado obras como el complejo Mayakoba, en la Riviera Maya, que incluye un hotel de lujo y un desarrollo inmobiliario.

 

POR: SERGIO GUZMÁN

CANCÚN, Q. ROO.- La gigante empresa constructora trasnacional OHL (Obrascón, Huarte, Lain) ya puso sus ojos sobre el proyecto del Tren Maya, que se echará a andar bajo el gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador, cuya administración iniciará el próximo 1 de diciembre, y analiza seriamente participar en este desarrollo ferroviario del sureste mexicano.
 
En el consorcio de origen español ven positiva la propuesta de la megaobra por parte del presidente electo y su equipo de trabajo, porque su implementación detonará el impulso económico de esta zona geográfica del país que incluye a Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Chiapas y Tabasco.
 
“El problema de Quintana Roo son las grandes distancias, y si queremos potenciar el sur del estado, con el tema de Bacalar, Mahahual, la zona de Chetumal, pues se tienen que acortar las distancias, ya que además el aeropuerto de Chetumal todavía no alcanza su mejor capacidad de operaciones internacionales.
 
“Todavía hay que esperar, pero por la envergadura del proyecto claro que hay interés por participar en el Tren Maya, al menos en la parte que le corresponde a Quintana Roo”, fueron contundentes palabras de Agustín Sarasola, director general de OHL en México.
 
¿Y por qué le interesa básicamente el desarrollo del Tren Maya en Quintana Roo? En buena medida porque OHL creó el proyecto de Mayakoba en la Riviera Maya y le pertenece el 51 por ciento de ese complejo, pero también porque la empresa no vislumbra ningún peligro para invertir en la región.
 
“Es un proyecto importantísimo que impulsará el próximo gobierno federal en el que podríamos participar”, insistió.
 
“En Quintana Roo se percibe un clima de estabilidad, no hay señales de riesgo, se mantienen las perspectivas positivas de ventas y eso anima a seguir desarrollando productos y hasta mirar en otros que hay para la zona, como sería el Tren”, explicó.
 
Aparte, OHL también está interesada en potenciar el segmento del turismo de deportivo, específicamente el que tiene que ver con el golf, pues el torneo Mayakoba Golf Classic (a realizarse del 5 al 11 de noviembre de este año), tras 11 ediciones, ha resultado positivo para los organizadores y para la zona gracias a que recibe muchos paseantes para presenciar el evento.
 
“No es fácil, porque por ejemplo, en la Riviera Maya hay 14 campos de golf, todavía no es un destino consolidado en ese sentido, pero hay que buscarlo porque captaría un segmento muy importante que deja alta derrama económica.
 
“Se está trabajando con el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo y con la Asociación de Campos de Golf de la Riviera Maya para seguir potenciando este segmento, que si bien es un tema que lleva tiempo, hay confianza en que se conseguirá, que la zona tenga una oferta más diversificada y que también el turismo del golf tenga más opciones”, apuntó Agustín Sarasola.
(SECUNDARIA)
Se va, pero se queda
En fecha reciente, OHL anunció la venta de su participación en el proyecto inmobiliario Ciudad Mayakoba a Operadora Lakanh, perteneciente a BK Partners por dos mil 122 millones de pesos.
 
La venta, que forma parte de su plan de desinversiones aprobado por el Consejo General de la firma, se prevé esté cerrada antes del 31 de diciembre próximo, tras cumplir todos los protocolos que exige la Comisión Federal de Competencia Económica.
 
No obstante la venta su participación en Ciudad Mayakoba, que representa un paso más en el objetivo de la empresa española de salir del mercado inmobiliario mexicano, mantendrá operaciones en el país en el segmento de la construcción, como lo prueba su interés en sumarse a las obras del Tren Maya.