Se resisten policías a una limpia: Capella

53

Inconformes en huelga denuncian abusos de Pérez Abarca.

 
 
 
 
MARCO ANTONIO BARRERA
y ALEJANDRO CASTRO
CANCÚN, Q. ROO.- Lo que empezó como una supuesta huelga de policías inconformes, se convirtió en la resistencia interna a la inminente limpia de malos policías municipales, aseguró Alberto Capella Ibarra, titular de la Secretaría de Seguridad Pública estatal.
 
“Lamentablemente un grupo de elementos policíacos decidieron el día de hoy no salir a trabajar manejando una supuesta huelga por presuntas inconformidades en su situación de orden laboral”, introdujo.
 
“La realidad, continuó, es que estos hechos son motivados por las acciones que en la últimas semanas se han venido tomando en coordinación entre el gobierno municipal y el gobierno del estado para de una vez por todas poner orden al lamentable desastre que ha caracterizado a la Secretaría de Seguridad Pública municipal y especialmente en el manejo y en el ejercicio de los policías de este municipio, ha impactado enormemente en la paz y tranquilidad de los cancunenenses”.
 
Capella Ibarra adelantó que los cambios molestan al interior de la corporación porque tienen que ver con procesos de depuración, esquemas de disciplina y con obligar a los elementos policiacos a rendir cuentas en el desempeño de sus funciones y combatiendo de forma frontal a la corrupción.
 
Más adelante informó que fueron presentadas las correspondiente denuncias del jefe policiaco municipal, Jesús Pérez Abarca, agredido por un grupo de elementos inconformes.
 
La mañana de ayer Pérez Abarca fue sacado a gritos y empujones de la corporación, en medio de una protesta de 350 elementos exigiendo su destitución.
 
Los municipales alegaron que el alto mando no tiene conocimiento de la realidad del municipio, pues hasta hace poco se desempeñaba como titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Jojutla, Morelos.
Acusaron a Pérez Abarca de insultar a elementos de base y mandos medios, además de obligarlos a realizar trabajos de combate al narcotráfico, que dicen, no está dentro de sus funciones y tampoco cuentan con la preparación ni el equipo necesario.
 
Así mismo, cuatro policías confirmaron que se les dio instrucciones de investigar a empresarios y a familiares de víctimas de delitos.
 
Al lugar acudió la presidente municipal, Mara Lezama y el secretario del Ayuntamiento, Jorge Aguilar Osorio, quienes solicitaron dialogar con los medios mandos.
 
En representación de la corporación, cinco comandantes manifestaron su interés en que el titular de la dependencia salga de las filas de la propia Secretaría y no sea un elemento externo.
 
Mara Lezama se comprometió con los uniformados a revisar la situación y afirmó que la solución la deben tomar en cuenta los tres niveles de gobierno, incluido Andrés Manuel López Obrador.
 
“Es un tema de los tres órdenes de gobierno, es importante que lo sepan, estamos en un mando único, estamos trabajando con ellos. Hay mucha gente que se involucra con esta decisión, incluído el presidente electo”, aseveró la alcaldesa.
 
“Estamos abiertos al diálogo, pero lo que ocurrió esta mañana no debe volver a repetirse”, advirtió.
 
Al no alcanzar un acuerdo, los policías optaron por continuar el paro de labores.
 
Ante ello, el comandante Capella Ibarra sostuvo que “no se tolerará” la conducta de los uniformados y anunció la destitución de 170 policías, quienes dijo, están vinculados con grupos de corrupción.
 
En ese sentido Capella sostuvo también que la seguridad se encuentra garantizada por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, la Marina y la Policía Federal.