Sufriría el T-MEC elecciones en EU

93

Daría incertidumbre a empresas retraso en aprobación de acuerdo, alertan.

 
 
El nuevo acuerdo comercial entre México, Canadá y Estados Unidos, podría enfrentar obstáculos adicionales, si los demócratas obtienen la mayoría en la Cámara de Representantes, el Senado o ambas, advirtió el diario The Wall Street Journal (WSJ) “Los legisladores demócratas desean impulsar disposiciones aún más favorables para los sindicatos (estadounidenses)”, apuntó en un análisis sobre lo que significan estos comicios para el ámbito de negocios.
 
Recordó que el nuevo acuerdo comercial aún necesita la aprobación del Congreso de EU y lo más probable es que suba para su votación hasta el próximo año. “Cualquier retraso en su aprobación crearía de nuevo incertidumbre entre las compañías que buscan claridad para avanzar en las decisiones de inversión”, expuso.
 
En otros aspectos comerciales señaló que la Casa Blanca tiene una amplia autoridad para imponer aranceles a las importaciones, pero cualquier nuevo pacto comercial que quiera negociar con China, Japón o la Unión Europea necesitará el respaldo del Congreso.
 
El diario resaltó que las elecciones intermedias de este año tendrán un impacto particular en una variedad de temas que enfrentan las corporaciones estadounidenses.
 
Indicó que el Congreso, presidido por los republicanos, ha apoyado en gran medida las políticas del Gobierno de Donald Trump, ayudándolo a recortar impuestos a las empresas y procurar la desregulación, pero el control demócrata de una o ambas cámaras podría debilitar la agenda de la Casa Blanca.
 
En cuestión de impuestos Trump quiere nuevos recortes en el Impuesto Sobre la Renta, una medida que podría reforzar la confianza del consumidor y elevar las perspectivas para minoristas, fabricantes de automóviles, empresas de tecnología y otras de bienes de consumo.
 
Pero si los demócratas ganan una o ambas cámaras, expuso, es probable que presionen por un aumento en la tasa impositiva corporativa.
 
Señaló que los demócratas podrían abogar por nuevos planes que elevarían impuestos para fondos de cobertura y firmas de capital privado y tratar de reformular reglas fiscales internacionales para firmas con ganancias y operaciones foráneas.
 
Si Trump puede vetar una nueva legislación, los demócratas podrían ejercer influencia presionando para que se tomen esas medidas como parte de las conversaciones presupuestarias más amplias, apuntó The WSJ.