Busca 'Cascanueces' romper su récord

63

 

‘El cascanueces’ se presentará del 14 al 23 de diciembre con la Orquesta del Teatro de Bellas Artes.

POR: LOURDES ZAMBRANO/AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La Compañía Nacional de Danza iniciará el 14 de diciembre su décimo octava temporada de El cascanueces, en el Auditorio Nacional, un clásico navideño, con el que espera superar los 110 mil espectadores que acudieron el año pasado.
 
“Es una tradición para el pueblo mexicano, para la compañía, para el Auditorio. Ojalá que el éxito que tuvimos el año pasado se incremente”, comentó Agustina Galizzi, primera bailarina, en rueda de prensa, en el Auditorio Nacional.
 
Erick Rodríguez, primer bailarín, destacó que la producción mexicana se distingue de otras por incluir a niños, estudiantes de las distintas escuelas de danza de la Ciudad de México.
 
“El sello es la interacción de los bailarines y los niños”, mencionó.
 
Con las 12 funciones de este año, alcanzarán las 180 en el recinto de Reforma, un récord para un espectáculo residente, dijo Francisco Serrano, director de operaciones del Auditorio Nacional.
 
En la producción de este año participarán 150 bailarines; de ellos, 70 son miembros de la CND y el resto, niños invitados. Además hay una renovación de vestuario, diseñado por María y Tolita Figueroa.
 
La mitad de los bailarines está trabajando en paralelo en Blancanieves, que tendrá dos funciones en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, el 17 y 18 de noviembre. En octubre, los bailarines actuaron en La bella durmiente del bosque, en el Palacio de Bellas Artes, bajo protesta por haber tenido sólo tres semanas de ensayo, que calificaron de insuficientes.
 
“Las grandes producciones, como lo es este ballet, tanto en música, coreografía, escenografía y elementos técnicos, requieren de tiempos específicos para su realización, mismos que la titular del INBA Lidia Camacho no nos ha otorgado y ha puesto en riesgo este esperado estreno”, señalaron en su comunicado de protesta.
 
David Bear, director ejecutivo de la CND, explicó que no fue culpa de la titular del INBA, sino una mala planeación.
 
“Siempre la expectativa de una producción nueva es compleja. Fue una obra de gran formato en donde los tiempos que estaban programados no fueron suficientes.
 
“Considero que no es culpa de nadie. El Palacio tiene una gran programación, hay una gran demanda”, comentó Bear.
 
Sobre el futuro de la compañía respecto al cambio de Gobierno federal, que entra en funciones el 1 de diciembre, éste no espera que afecte.
 
“Cambiará seguramente la parte directiva, se nombrará al director artístico que en este momento está sustituido por un consejo desde que el maestro Mario (Galizzi) decidió dejar la compañía.
 
“Su estructura interior es muy sólida. Creo que la incertidumbre es general, pero no creo que haya una modificación fuerte con relación al cambio”, expresó.
 
Según el programa que se tiene hasta ahora, la CND iniciaría funciones en 2019, en febrero, en Puebla. Su primera producción en la capital sería en primavera, en Bellas Artes.