Heredará Fonatur lotes por 4 mil mdp

En Cancún, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo tiene todavía disponibles 16 lotes para comercialización.

 

POR: VERÓNICA GASCÓN Y ALBERTO CHUC/AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Para la siguiente administración, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) heredará una reserva de mil 228 lotes en nueve de los principales destinos de playa en el País, con un valor estimado de 4.3 mil millones de pesos.
 
El destino donde existe una mayor reserva es Loreto, Baja California Sur, con 400 lotes, y una superficie de 268 mil 133 metros cuadrados, mientras que en Cancún, en Quintana Roo, y Los Cabos, Baja California Sur, se tienen disponibles 16 y 19 lotes, respectivamente.
 
Nopolo, en Baja California Sur, tiene disponibles 348; en Guerrero, Ixtapa 241 lotes y en Puerto Escondido, en Oaxaca, es donde menos terrenos disponibles hay, con siete. La superficie total disponible en todos los destinos es de 3.3 millones de metros cuadrados.
 
El próximo titular de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, afirmó que el modelo de compra y venta de lotes que venía desarrollando el Fondo cambiará, de tal forma que ahora se creará un esquema de fibras para poder desarrollar los terrenos en posesión del fondo.
 
A través de Fonatur se desarrollaron los principales centros vacacionales de sol y playa que existen en el país, como Cancún, Huatulco, Los Cabos, Puerto Escondido e Ixtapa.
 
El Fondo también tiene la misión de invertir en el mantenimiento de las zonas turísticas.
 
“Fonatur tiene dos esquemas de pago, uno es al contado, donde se hace un 5 por ciento de descuento y el otro es a plazos, donde se paga un 30 por ciento del precio de lista y el resto a cinco años”, dijo Manuel Merino, director de comercialización de Fonatur.
 
Comentó que los precios que maneja el Fondo siempre están por arriba de lo que valúa el Indaabin, los cuales se publican en la página de la dependencia.
 
Recalcó que la venta de tierras es un procedimiento transparente, que se encuentra publicado en la página de la dependencia. Rechazó que el Fondo actúe como una agencia de ventas.
 
“Fonatur lo que hace no es vender terrenos, es fomentar el desarrollo, que crezca, no es una inmobiliaria, lo que hace es generar negocios”, subrayó.
 
El funcionario dijo que el Fondo tiene tres divisiones: uno es Fonatur Mantenimiento, el cual hace obras de mejoramiento en los llamados Centros Integralmente Planeados. Otra es Fonatur Operadora Portuaria, la cual administra los puntos de negocio, como campos de golf y hoteles.
 
Y una más es Fonatur Constructora, la cual está en liquidación.
 
“El objetivo de Fonatur es no quedarse las cosas pero a veces es necesario para desarrollar un destino, como Cancún, que inició con el hotel Presidente y después lo vendió. Es decir, administra esos puntos de negocio en lo que alguien más lo hace”, dijo Merino.
 
Polémica
En fechas recientes, el organismo federal se visto envuelto en polémicas en torno a algunos predios en Cancún. Concretamente, por la venta de un terreno aledaño a playa Delfines, una de las más populares del destino, lo que generó una fuerte reacción social ante el temor de que la playa fuera privatizada.
 
Además, en la misma ciudad del Caribe mexicano todavía se recuerda y sigue vigente el problema en torno a Tajamar, un enclave en la ciudad pegado a la laguna que se encuentra detenido en sus planes de desarrollo.
 
En ese lugar, hace tres años, la tala de mangle provocó movilizaciones de ambientalistas y grupos sociales que acusaron a la autoridad de ecocidio; como resultado, el proyecto inmobiliario quedó detenido tras un dictamen de la Profepa y actualmente la zona es reclamada por activistas para que sea convertida en parque, mientras que los empresarios que invirtieron en el lugar están a la espera de ver qué sucederá con su dinero.