Negocían despojo de Grupo Sunset

140

A finales de 2002, los colonos de Isla Blanca reportaron invasiones de sus terrenos.

 
 
 
 
ALEJANDRO CASTRO
CANCÚN, Q.ROO.- Luego de una demanda interpuesta en su contra por la presunta invasión de un terreno, Grupo Sunset World negociará la posesión del predio.
 
No obstante haber negado el despojo y haber declarado que no tenía conocimiento de la propiedad, la defensa del grupo hotelero, propietario del complejo Hacienda Tres Ríos, aceptó negociar con Leticia Robello Garza, quien se ostenta como la propietaria del terreno, al que actualmente no puede acceder por estar circundado con valla y contar con seguridad.
 
En entrevista, la demandante aseguró que cuenta con todos los documentos en regla y pago de prediales para avalar que es propietaria del lote ubicado en el Fraccionamiento Francisco Javier, sin número, en la zona costera de Isla Mujeres, (antes lote 139-C).
 
Robello Garza cuenta con una escritura pública del terreno, la número 13667, otorgada por la Notaría Pública 2 de Cancún, a cargo entonces de Josefina Castro Ríos. Además, cuenta con un registro ante la Unidad de Valuación Catastral municipal de Isla Mujeres, expedido en 2011.
 
El próximo lunes se definirá si el grupo hotelero decide realizar la compra del predio o si se da inicio a un proceso legal para la recuperación del mismo.
 
Leticia Robello Garza afirmó que tuvo contacto con el presidente municipal de Isla Mujeres, Juan Luis Carrillo Soberanis, quien le prometió la recuperación de su terreno.
 
Aunque la última demanda fue presentada hace tres meses, el litigio por la invasión de esos terrenos tienen ya poco más de 15 años.
 
A finales de 2002, los colonos de Isla Blanca reportaron invasiones de sus terrenos en las que estuvo involucrado Benjamín Ovalle Cervantes, identificado como representante legal de Grupo Sunset, y Arturo Medellín, del área de marketing.
 
Según contó la propia Leticia Robello, y así se documentó en medios de comunicación, un grupo de más de 20 hombres armados con bates ocuparon lotes de 32 personas, arrancaron las cercas y los volvieron uno solo, área que supuestamente pertenecía al abogado.
 
Sin embargo, ante una demanda de los afectados, el 31 de enero de 2003 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal realizó un operativo para derribar las cercas que habían sido colocadas.
El operativo se realizó en presencia de la notaría pública Yolanda Solis Olveres, que dio fe al cumplimiento del operativo.
 
Incluso, el entonces presidente municipal de Isla Mujeres, Paulino Adame, negó haber expedido a Arturo Medellín un documento con el que se ostentaba con los derechos de posesión y explotación de los terrenos colindantes al mar, según documentó en la prensa estatal.
 
Sin embargo, cuatro años más tarde, en 2007, se volvieron a invadir 18 terrenos de la zona que no tenían asentamientos o construcciones, entre ellos el de Leticia Robello, quien declara que en ese momento no contaba con la solvencia económica para construir y delimitar.
 
En 2007 la agraviada pidió apoyo al entonces procurador de Justicia, Bello Melchor Rodríguez y Carrillo por el intento de despojo. Así mismo, denunció que estaba siendo amenazada por personas allegadas al corporativo, uno de ellos, Héctor da Silva. Tales hechos quedaron registrados en la averiguación previa 842/2007.
 
En 2014, la Asociación de Colonos de Isla Blanca denunció ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) el saqueo de arena de esos terrenos, misma que fue llevada al complejo Hacienda Tres Ríos sin que hubiese objeción por parte de las autoridades ambientales