Piden creadores espacios y seguridad

99

Los creadores cruzaron propuestas en la mesa organizada por el Gobierno en transición y coordinada por Homero Fernández y Mariana Munguía.

POR: YANIRETH ISRADE GONZALEZ/AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La escasez de espacios de exhibición para la obra de creadores contemporáneos fue abordada en la mesa dedicada a las artes visuales que organizó el Gobierno en transición.
 
En el Centro de Cultura Digital se presentaron propuestas para revertir esta situación, como la enunciada por la artista y profesora Mónica Dower, quien recomendó a las próximas autoridades culturales exhibir en los recintos públicos del INBA el trabajo de los becarios del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).
 
Otros participantes coincidieron en que los museos del INBA tienen una programación armada a largo plazo con los mismos artistas, sin suficiente presencia de autores contemporáneos.
 
Tayana Pimentel, directora de la Sala de Arte Público Siqueiros, aconsejó revisar las disciplinas consideradas para el Fonca para otorgar becas, pues no incluye la curaduría ni la crítica de arte.
 
Los asistentes a la mesa coordinada por Homero Fernández y Mariana Munguía señalaron también la vulnerabilidad de los creadores en términos de seguridad social y el régimen fiscal al que están sujetos. Los ilustradores pidieron, por ejemplo, pagar impuestos en especie.
 
El fotógrafo Gerardo Suter, docente de la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos opinó también que el Fonca debe reforzarse para que el trabajo de quienes reciben apoyos estatales tenga mayor repercusión en la sociedad.
 
Propuso a la Administración entrante, particularmente a la Secretaría de Cultura, estrechar la relación con las universidades, “semillero de artistas y gestores”.
 
Instó, igualmente, a revisar el papel de los museos en los estados y el perfil de las direcciones.
 
“Muchos museos están en manos de personas que no están capacitadas”, criticó.
 
Por su parte, Heriberto Hernández se pronunció por mayor presupuesto para la cultura y el rescate de espacios públicos.
 
Al respecto, Pimentel sugirió reflexionar en cómo se distribuyen los recursos presupuestales y cuánto se destina a las prestaciones sindicales.
 
“Se tiene que pedir una balanza equitativa 50-50 y los directivos dicen que la balanza está más alta del lado sindical”, planteó.