Cargan ante Trump contra nacionalismo

Escenifican visión de globalismo contra el ‘América Primero’ del estadounidense.

 
 
PARÍS.- El multilateralismo de los líderes europeos atacó al “América Primero” de Donald Trump. En la conmemoración del centenario del fin de la Primera Guerra Mundial, las tensiones que dividen el mundo en la actualidad quedaron ayer al descubierto en la capital francesa.
 
Al pie del Arco del Triunfo, bajo una lluvia persistente, se escenificaron dos visiones antagónicas: la de los defensores del llamado orden liberal, con Emmanuel Macron y la Canciller alemana Angela Merkel a la cabeza, y quienes lo cuestionan, como Trump. “El patriotismo es el exacto contrario al nacionalismo.
 
El nacionalismo es su traición”, afirmó el Mandatario francés. Éste fue el mensaje para los más de 70 jefes de Estado y de Gobierno presentes. Y, sobre todo, para el Mandatario estadounidense, quien ha reclamado sin complejos esta ideología.
 
“Diciendo ‘nuestros intereses primero y qué importan los de los otros’ se borra lo que una nación tiene más precioso, lo que la hace vivir, lo que la lleva a ser grande, lo más importante: sus valores morales”, añadió Macron. “Sumemos nuestras esperanzas en vez de oponer nuestros miedos”.
 
En la ceremonia de la mañana, los jefes de Estado y de Gobierno llegaron juntos a pie al Arco del Triunfo por los Campos Elíseos: un momento que debía proyectar la imagen de unidad en el centenario del fin de las matanzas. Trump y Putin llegaron por su cuenta.
 
“Sólo depende de nosotros que esta imagen se interprete en el futuro como el símbolo de una paz duradera entre las naciones y no como la fotografía del último momento de unidad antes de que el mundo caiga en un nuevo desorden”, comentó el Mandatario francés.
 
Por la tarde, los líderes –menos Trump– se desplazaron al pabellón de La Villette, en el norte de París, para participar en el Foro de la Paz, el cónclave ideado por Macron para impulsar y fomentar el multilateralismo. Allí, invitó a Merkel a pronunciar el discurso inaugural para subrayar que la amistad franco-alemana es el fundamento de la paz actual.
 
“Si el aislamiento no fue la solución hace 100 años, ¿cómo puede serlo hoy en un mundo interconectado?”, dijo la Canciller, que advirtió del peligro de un “nacionalismo miope”.
 
Ayer, sonaron las campanas en toda Francia, como hace 100 años, cuando a las 11 del día 11 del mes 11 del año 1918 entró en vigor el armisticio que acabó con cuatro años de guerra que causó 10 millones de muertos, 6 millones de heridos, 3 millones de viudas, 6 millones de huérfanos y millones de víctimas civiles.