Reciben sólo 6 millones prestaciones básicas

Para los expertos, la precariedad de las condiciones laborales caracterizan al sexenio que termina.

 
Verónica Gascón/ Reforma
Prestaciones básicas como aguinaldo, vacaciones con goce de sueldo y reparto de utilidades son un lujo para los trabajadores en México.
 
En el País sólo 6.6 millones de personas las perciben, de un total de 36.8 millones del personal subordinado y remunerado, a pesar de estar incluidas en la Ley Federal del Trabajo, según datos de Inegi al segundo trimestre de 2018. En tanto que aquellas personas que gozan sólo de alguna de estas prestaciones suman 15.7 millones.
 
Mientras que aquellas que carecen de dichos beneficios son 14.1 millones, lo cual ya raya en la informalidad. Otros beneficios adicionales como caja de ahorro y préstamos personales sólo son una realidad para 8.5 millones de trabajadores. Mientras que el seguro de vida o seguro privado para gastos médicos lo reciben sólo 7.6 millones de trabajadores y 28.7 millones carece de estos beneficios.
 
Para los expertos, la precariedad de las condiciones laborales caracterizan al sexenio que termina.
 
“En la Administración de Enrique Peña Nieto, la precariedad en las condiciones laborales, con población sin seguridad social, contratación no permanente y sin prestaciones, se vio acompañada de creación de puestos de trabajo con menores salarios y destrucción de empleos con mayores remuneraciones”, señaló Miguel Reyes, del Observatorio de Salarios.
 
Los trabajadores en condiciones de precariedad salarial y por ende, carentes de prestaciones, laboran en la industria manufacturera, la construcción, el comercio, los servicios y el sector primario; y su salario promedio es de 3 mil 545 pesos al mes, de acuerdo con los datos oficiales.