Obligados alcaldes a crear impuestos

55

De norte a sur de la entidad, se avecina cascada de nuevos aranceles.

 
 
 
ALEJANDRO CASTRO
CANCÚN, Q.ROO.- Ante fuertes rezagos económicos que enfrentan, las nuevas administraciones municipales han encontrado la impopular salida de aumentar impuestos o crear otros aranceles.
 
Es un tema de urgencia para los ayuntamientos que antes de diciembre deben diseñar y justificar su Presupuestos 2019, en apego a la respectiva Ley de Hacienda Municipal, donde vienen planteando diversos “ajustes” financieros, con la resistencia de sectores afectados.
 
En el ayuntamiento de Benito Juárez, los regidores morenistas y la alcaldesa Mara Lezama lanzaron la propuesta de cobrar un “impuesto de saneamiento”, a fin de crear un fideicomiso para contingencias, y no lograron más que encontrar la resistencia del sector hotelero para detener momentáneamente la implementaciòn del nuevo arancel.
 
La mecánica de cobro propuesta es que cada visitante que se hospede en cualquier hotel, hostal o casa de huéspedes dentro de la demarcación de Benito Juárez pague 20 pesos adicionales por noche.
 
Los integrantes de Morena en el cabildo aludieron a que no serían los habitantes de Benito Juárez ni los empresarios hoteleros quienes asumirán el costo, sino los turistas.
 
Esta propuesta fue rechazada por los regidores de oposición José Luis Acosta Toledo y Niurka Sáliva.
 
Al respecto, la derrotada candidata a presidente municipal por el Partido Encuentro Social aseveró que imponer este arancel es cobrar al turista la “incompetencia” de las autoridades locales.
 
Al desacuerdo se sumaron también los empresarios hoteleros, quienes en medio de la sesión extraordinaria de cabildo, realizada el pasado sábado, expresaron su rechazo a la nueva política.
 
Por esta razón, por acuerdo general, se omitió votar ese punto del orden del día, indicaron, para realizar un análisis más detallado.
 
Para 2019, el ayuntamiento de Benito Juárez está solicitando al Congreso un presupuesto de 3 mil 744 millones 423 mil 041 pesos, lo cual buscan lograr con el cobro de nuevos aranceles, además de las respectivas aportaciones federales y estatales.
 
En Othón P. Blanco, la propuesta de Ley de Hacienda no pasó en el cabildeo, ante la inconformidad también de regidores opositores.
 
Dicha ley contempla el mismo “impuesto de saneamiento” de 20 pesos, pero esta vez con carga a los hoteleros; el cobro de 40 pesos mensuales a los habitantes por el cobro de basura y la obligación de pago de 450 pesos a la perrera municipal cada que se desee adoptar un canino.
 
La regidora priista María Hadad Castillo argumentó que no existe claridad en cuál sería el destino final de los recursos recaudados, en caso de que sea aprobada dicha ley en la sesión de cabildo que se llevará a cabo este miércoles, según lo previsto.
 
Por su parte, organismos empresariales de Puerto Morelos solicitaron al Congreso del Estado rechazar la Ley de Hacienda aprobada por el cabildo de ese municipio el pasado 25 de octubre, en la que también se prevé un cargo de 24 pesos por habitación ocupada, por concepto de impuesto de saneamiento ambiental.
 
A través de una carta dirigida al presidente de la Gran Comisión, Eduardo Martínez Arcila, los locatarios afirmaron que el planteamiento fue aprobado con opacidad.
 
Los ayuntamientos de Cozumel e Isla Mujeres también ya enviaron al Congreso sus respectivas iniciativas para incrementar la carga tributaria en sus municipios.
 
Cozumel prevé el cargo a los visitantes de impuesto de saneamiento y, además, el cobro del 16 pesos por uso de puerto, al abordar los ferrys para salir de la isla.
 
En Isla Mujeres se propone un cobro por “derecho de internación”, que se cobraría a todos los turistas que visiten la isla.