Retoma cargo jefe policiaco

52

A partir de ese momento, añadió, los patrullajes y rondines se harán de manera distinta, con una nueva estrategia.

 
 
 
CANCÚN, Q.ROO.- El gobierno del estado “retomó” ayer el control de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública de Benito Juárez y reinstaló a Jesús Pérez Abarca como encargado de la corporación, luego de que fuera expulsado a empujones el pasado 5 de noviembre.
 
“Instalo nuevamente al comandante Jesús Pérez Abarca como secretario de Seguridad Pública de Benito Juárez”, reiteró el funcionario estatal.
 
Aunque nunca dejó de ocupar el cargo, el ya ratificado como titular de la dependencia por el cabildo municipal regresó a las oficinas de la SSP, en medio de un operativo en el que participaron elementos de la Policía Estatal y la Secretaría de Marina.
 
Ante los uniformados, Alberto Capella reprochó las acciones realizadas el 5 de noviembre y reafirmó que habrá consecuencias para quienes hayan sido responsables del paro laboral y la agresión física a Pérez Abarca.
 
“Si no están de acuerdo, busquen otro rumbo donde esas conductas y esas actitudes puedan ser aceptadas, aquí ya no”, advirtió Capella.
 
A partir de ese momento, añadió, los patrullajes y rondines se harán de manera distinta, con una nueva estrategia.
 
A cambio, ofreció a los policías dotarlos del equipo necesario para realizar su trabajo, como uniformes y armamento, además de “dignificar socialmente su labor”.
 
En entrevista previa, el titular de la SSP de Quintana Roo informó que se tenía contemplado establecer el Mando Único policiaco pero luego del paro de labores fue acelerado el proceso.
 
Reiteró que habrá “limpieza” en la corporación y mantuvo su postura de despedir a los 170 elementos que no aprobaron los exámenes de confianza.
 
Con este esquema de trabajo, dijo, se espera que se reduzcan considerablemente los índices delictivos que afectan principalmente a los municipios de la zona norte del estado.
 
Al ser cuestionado sobre la preparación de la dependencia para hacer frente a posibles represalias por parte de los grupos criminales que, indica, están inmiscuidos en la policía municipal, aseveró que ya se tienen estrategias para fortalecer la seguridad en la demarcación, incluso calificó como una “bendición” la decisión de instalar en Cancún una base de la Policía Militar.
 
Por otra parte, Julio Ricardo Carballo Barrera, quien se desempeñaba como encargado de despacho de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito fue relevado del cargo.
 
Capella indicó que ya solicitó a Mara Lezama que nombre un nuevo encargado de despacho, sin abundar en las razones por las cuales se tomó esa decisión.
 
Carballo Barrera asumió las tareas de secretario de Seguridad durante los nueve días que Jesús Pérez Abarca se ausentó del cargo.