Dio obra municipio a presunto estafador

146

La obra fue ganada a través de una licitación.

 
 
 
ALEJANDRO CASTRO
CANCÚN, Q.ROO.- El municipio de Felipe Carrillo Puerto firmó un contrato de obra pública con Luis Arturo Rodriguez Acosta, presunto orquestador de fraudes a nombre de Petróleos Mexicanos.
 
Rodríguez Acosta es socio de la empresa Promotora Jargui S.A de C.V, investigada por la por la Procuraduría General de la República (PGR) por el cobro de sobornos a personas que han sido defraudadas por un grupo delictivo que ha usurpado la identidad de los directores de Logística y Jurídico de Pemex.
 
Incluso, el nombre de Luis Arturo, presidente de la compañía, aparece en la demanda como uno de los responsables, según documentó Animal Político.
 
Del Ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto, durante la gestión de la priista Paoly Perera Maldonado, Luis Arturo Acosta Rodriguez recibió un contrato de 2 millones 11 mil 627 pesos para la construcción de guarniciones y banquetas en el municipio, a través de otra empresa de su propiedad, Grupo RVP Construcciones.
 
La obra fue ganada a través de una licitación, por un monto de 1 millón 725 mil pesos, pero hubo luego un convenio de modificación, al que se añadieron 285 mil 999 pesos, por la “necesidad de adicionar nuevos conceptos” a la obra.
 
Esta empresa, además, se encuentra en la lista de compañías marcadas por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) como presuntas defraudadoras fiscales, con base en el Artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación, es decir, existe una posibilidad de que sea fantasma o estar involucrada en “operaciones simuladas”.
 
En la constructora, el presunto defraudador es socio de Karen Marilú Villanueva Mendoza, quien también aparece como apoderada legal de Promotora Jargui, la empresa utilizada para recibir el pago de los fraudes a empresarios.
 
Grupo RVP Construcciones también ingresó su solicitud en la licitación de dos obras públicas en Tulum, pero no se presentó al final.
 
Luis Arturo Rodriguez Acosta figura como propietario de otras dos empresas: Canermex S.A de C.V y Seacdi Construcciones y Proyectos S.A de C.V.
 
En la primera aparece como socio de Abraham Antonio Uc Ramayo, quien también es concesionario de unas de placas de taxi en Benito Juárez, a través del Sindicato de Taxistas Andrés Quintana Roo.
 
El supuesto empresario está acusado de formar parte de un entramado delictivo que involucra a otras tres personas, quienes usurparon la identidad de funcionarios de Pemex para recibir adelantos de contratos que supuestamente otros empresarios celebraban con la paraestatal.
 
“Petróleos Mexicanos presentó, el pasado 29 de junio, una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República (PGR), luego de que a principios de ese mes se detectó que un grupo de individuos busca defraudar al público fingiendo ser directivos de la empresa, diciendo que tienen autorización para vender a un precio preferencial todo tipo de hidrocarburos”, informó la petrolera en un comunicado.