Encontró delincuencia un paraíso en Q. Roo

58

Deben imperar institucionalidad y legalidad para extirpar el grave cáncer.

 
 
 
 
CANCÚN, Q. ROO.- Así como miles de personas “buenas” han tenido en Quintana Roo la posibilidad de desarrollar negocios prósperos por las bondades que otorga la región, también la delincuencia organizada encontró en el estado un paraíso para establecerse y disputarse el mercado de las drogas.
 
Ese es el diagnóstico del secretario de Seguridad Pública estatal, Alberto Capella Ibarra, a tres meses de haber asumido el cargo en medio de una imparable oleada de ejecuciones y resistencia al cambio al interior de las corporaciones policiacas.
 
La situación de violencia que se vive en la entidad, particularmente en Cancún y Playa del Carmen, aclara el comisario, fue permitida por administraciones pasadas y permeó no sólo a las instituciones sino también a la sociedad en general; de tal manera que el primer reto es depurar la Secretaría de Seguridad Público estatal y las municipales, para recobrar la confianza en los policías y la corporación.
 
“Quintana Roo ha sufrido crisis desde homicidios de titulares en temas de seguridad pública, atentados, situaciones sumamente graves con la presencia de grupos criminales particularmente en Benito Juárez y Solidaridad que ha sido el referente más lamentable, entonces no es una situación reciente, es un grave cáncer que se dejó crecer”, explica en entrevista con Luces del Siglo.
 
“La llamada delincuencia organizada o narcotráfico, que aprovechando las grandes bondades que representa Quintana Roo en la industria turística, su gran riqueza de orden natural, su gran atractivo en la industria del turismo que ha generado importantes desarrollos, también es un polo de atracción para gente que se dedica a cuestiones ilegales de muchos tipos, y que encuentran aquí el mismo paraíso que la gente buena ha encontrado”, lamenta.
 
“La delincuencia es un cáncer y no va a respetar órgano alguno. Entonces lo mismo permea las instituciones, que es la primera parte que trastoca, como grupos empresariales, a grupos de poder, partidos políticos, candidatos, todo, no hay nadie que se salve cuando lo que menos impera es la institucionalidad y la legalidad. Aquí hay que ponerle orden a ese tema y quien tenga, por complicidad o miedo, relación con personajes ligados a estas actividades tendrá que pensarla dos veces de aquí en adelante porque finalmente se le va a considerar como parte del problema”.
 
El optimismo de Capella Ibarra se lo da el gran apoyo del gobierno federal con sus instancias más honorables: la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina, la Policía Federal, CISEN, PGR; “entonces no hay espacio para el fracaso teniendo ese apoyo determinado, no hay forma de que esto pueda fallar”, confía.
 
“Mi objetivo principal, por instrucción del gobernador Carlos Joaquín González, es recuperar la institucionalidad en Quintana Roo y ponerla al nivel del reto que representa el desarrollo económico y la actividad social y cultural que tiene la entidad”, precisa.
 
En opinión de Capella Ibarra si los índices delictivos crecieron en la entidad fue porque así lo permitieron las administraciones anteriores, pero en la actual existe la determinación y la voluntad para cambiar la situación.
 
“Considero que lo lamentable que se ha vivido en los últimos 24 meses no es consecuencia de lo que se haya hecho o dejado de hacer en este tiempo, es consecuencia de las distorsiones que lamentablemente en gobiernos anteriores se permitieron y se dejaron crecer”, aclara.
 
“El llegar y tener el compromiso político como lo ha tenido el gobernador Carlos Joaquín González, de recomponer las instituciones, de cambiar la realidad delincuencial obviamente afecta intereses y poderes fácticos nada buenos, perversos, que generan obviamente reacciones lamentables como las que se han vivido en estos tiempos.
 
“Es una situación con la que estará cargando el estado y hay que fortalecer la parte institucional para poder hacerle frente y poder atender el reto que representan estos grupos criminales, y poner orden a mediano y largo plazo, que es el objetivo y el compromiso del gobernador, y yo estoy convencido de que lo vamos a lograr”, asegura Capella Ibarra.